Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA | MARIA DEL MAR BONET & MANEL CAMP

Aún más cerca

En 1988, en el Lliure de Gràcia, Maria del Mar Bonet abrió una nueva puerta en su ya entonces dilatada carrera profesional. En compañía del pianista Manel Camp y un par más de jazzmen se lanzó a un doble salto mortal sin red del que salió muy bien parada: interpretar estándares en un registro diferente al suyo habitual. Un disco, Ben a prop, recogió aquella aventura.

Veintitrés años después, Maria del Mar Bonet y Manel Camp se han reunido otra vez para recoger aquel legado y actualizarlo, y vaya ya por delante que han salido muy bien parados del lance.

Esta vez cantante y pianista se han reencontrado sin otra compañía y el resultado ha sido todavía más cercano que en el original. La cita, no podía ser de otra manera, tuvo lugar en el remozado Lliure de Gràcia, que volvió a mostrarse idóneo para este tipo de proyectos, potenciando la cualidad más destacable de la velada: la cercanía. Cercanía entre los dos intérpretes y las canciones escogidas, y sobre todo cercanía con el público que llenaba las gradas.

MARIA DEL MAR BONET & MANEL CAMP

Teatre Lliure, 28 de septiembre

Al repertorio de hace dos décadas se han sumado ahora nuevas versiones de estándares norteamericanos, temas de Serrat, Joan Bibiloni y Pau Riba, y alguna melodía histórica del repertorio de la cantante mallorquina. Así L'àguila negra de Barbara se codeó con Embraceable you, de los Gershwin, y Què volen aquesta gent? con As tears go by, de los Stones. Un repertorio tan dispar como atractivo que Bonet y Camp supieron hacer suyo con tremenda facilidad.

Manel Camp introdujo algunos temas pianísticos entre las canciones que sirvieron para romper una posible monotonía y demostrar una vez más su virtuosismo y su capacidad para acercarse al público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de octubre de 2011