Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JESÚS VÁZQUEZ | Conselleiro de Educación

"Si no somos responsables, están en riesgo el transporte y los comedores"

Con el eco de las protestas golpeando aún en su despacho de San Caetano, Jesús Vázquez (Núremberg-Alemania, 1967) envuelve las oraciones en el discurso político, habla de la eficiencia en la gestión de su gabinete, sostiene que amplió la oferta educativa y los servicios de los centros, rechaza que prime a los colegios concertados sobre los públicos y descarta "totalmente" los recortes. Pero acaba reconociendo que tiene las habas contadas, que la crisis "es tremenda" y que no tiene más remedio que "priorizar". El conselleiro de Educación asegura que respalda la enseñanza gratuita en todos los niveles, aunque advierte de que "la situación no es nada fácil" y precisa que si la oposición no es responsable, está en riesgo el sistema educativo público.

"Nuestros resultados académicos no dan respuesta a la necesidad social"

"Defiendo la pública, pero si hay irresponsabilidad puede desaparecer"

"La situación no es nada fácil, están en riesgo muchas cuestiones"

"La izquierda está utilizando la educación como arma arrojadiza"

Pregunta. Empieza el curso con movilizaciones contra los recortes educativos. ¿Está en peligro la enseñanza pública?

Respuesta. En estos dos años ampliamos la oferta educativa, el servicio de comedores, el de transporte... No se puede hablar de recortes.

P. ¿Puede dar cifras que garanticen el respaldo a la enseñanza pública?

R. Las cifras están ahí. En este momento tenemos datos muy considerables respecto a FP, datos muy buenos del Plan Abalar, de dotación de centros... Una cosa ese reconocer la situación que nos está tocando vivir y otra, valorar si estamos dando pasos positivos con el Plan Abalar o con el de potenciación de lenguas extranjeras, y está claro que sí.

P. Cita ejemplos en los que, según los sindicatos, sale beneficiada la enseñanza concertada.

R. No vamos a entrar ahora en datos matemáticos, están colgados en la página web. Todos: por número de alumnos, por número de aulas, por coste... Se crearon 6.000 plazas más de comedores que el año pasado, tuvimos la obligación de ponernos al día con los pagos... Rechazo totalmente que se esté recortando en el sistema educativo. Otra cosa es que hay que saber por qué la oposición se empeña en decir eso.

P. ¿Por qué cree que lo hace?

R. Supongo que por irresponsabilidad, porque al final están haciendo un daño terrible a aquello que dicen defender. Mantienen una actitud muy irresponsable en tiempos de crisis con la intención de desgastar a un gobierno del PP. Incluso dan datos contradictorios porque el secretario general del PSOE gallego dice un día que el recorte es de 240 millones y al siguiente en el Parlamento lo incrementan en 10 millones más. El gran problema es que la reducción del presupuesto corresponde al 8% o 9% de bajada a los funcionarios. Incluso osan confundir a la sociedad y decir que se está haciendo un recorte con datos que son demagógicos.

P. ¿No hay un recorte de más del 6% del presupuesto?

R. Este año nuestro ajuste fue del 6,8% y el 5% se corresponde con el capítulo 1, de personal. Pero no se puede hablar de recorte.

P. ¿Por qué no dan ustedes el dato concreto de cuántos profesores menos hay este año?

R. Todavía es imposible dar esos datos y ellos lo saben. Pero mire si somos transparentes, que los datos provisionales están colgados en la página web.

P. Y estiman en torno a 400 plazas la disminución de docentes. A los sindicatos les sale una cifra más alta

R. Son datos estimativos. Pero cuesta mucho explicar las cosas. Hay más centros públicos que concertados que reciben la ayuda del programa Abalar. Pero, ¿dónde están todos esos centros concertados que dice la oposición? ¿En Ribadavia?

P. En Pereiro de Aguiar hay dos y recibieron los conciertos al mismo tiempo que se suprimió un profesor y un aula en el colegio público del municipio.

R. Pero esos dos centros ni tienen el programa Abalar ni forman parte de los centros plurilingües reconocidos oficialmente porque solo están concertados en Infantil. ¿Y quién concedió la primera aula concertada en el Guillerme Brown?: el bipartito. A los concertados este año solo se les dan ordenadores.

P. Usted amplió este año el concierto a ese mismo centro, al mismo tiempo que autorizó otro en el colegio Miraflores. ¿No cree que esto perjudica al centro público de ese municipio?

R. El concierto lo autorizó una comisión en la que estaba representado el Ayuntamiento, dos sindicados, entre ellos UGT, y Anpas de la concertada.

P. En el caso del Miraflores, cuando se les concedió el concierto ya tenían la matrícula cerrada. ¿Es legal?

R. Eso mismo lo hizo el anterior Gobierno. Es una práctica habitual el primer año del concierto. El siguiente ya se cumplen los criterios. Todos los centros concertados están sujetos a la inspección. Pero ahí hay también hijos de pobres. Quizás habría que cambiar la normativa, el Real Decreto nacional y dar un año antes el concierto.

P. ¿Por qué no le han concedido un profesor más al colegio público de Pereiro?

R. Porque no es un profesor, son dos, y en la situación de crisis que hay yo tengo que garantizar que el sistema educativo gallego se consolide. Por eso llamo a la responsabilidad de quienes actúan bajo unas siglas, porque podemos provocar lo contrario de lo que ellos dicen defender. Y yo tengo que trabajar para que la educación siga siendo gratuita y tendremos que hacer todos un esfuerzo. Yo soy docente de la pública, educado en la pública desde pequeñito y defensor de la pública, pero la irresponsabilidad de algunos partidos puede hacer que esto el día de mañana desaparezca.

P. ¿Quiere decir que la enseñanza pública no está garantizada?

R. No, no. Quiero decir que tenemos que actuar con responsabilidad.

P. ¿Qué significa actuar con responsabilidad?

R. Que cada uno ponga su granito de arena para garantizar que el sistema público pueda salir adelante y que podamos seguir ofertando transporte y comedores a todo el mundo y no solo los ricos puedan beneficiarse de la enseñanza de calidad.

P. No comparte entonces el planteamiento de Esperanza Aguirre que cuestiona la gratuidad de la educación en todos los niveles.

R. Creo que cuanto más extendida esté la educación, mejor. Yo lo único que digo, como conselleiro de Educación que tiene una responsabilidad, es que la situación no es fácil, no es nada fácil y, evidentemente, claro que están en riesgo muchas cuestiones. No hay comunidad ni grupo que se escape en estos momentos a la situación de la grave crisis económica. La padecemos todos. Pero hay que ser consecuentes. Las circunstancias que estamos sufriendo nunca las ha vivido esta sociedad. Por eso digo que hay que actuar con responsabilidad y la oposición, que sabe cuál es la situación, no lo hace.

P. ¿Cree que la enseñanza pública está fortalecida o ha empezado a deteriorarse?

R. Tenemos un profesorado altamente formado y una educación pública en la que se ha invertido estos últimos años mucho pero, evidentemente, tenemos que buscar unos mejores resultados académicos. No logramos darle respuesta a las necesidades de la sociedad. Nuestros resultados no son acordes a este país.

P. ¿Por qué?

R. Porque tenemos unas leyes que han provocado un cierto deterioro. Se han perdido los valores del esfuerzo y del mérito y se ha perdido también la autoridad del profesorado. Se ha favorecido el mínimo esfuerzo. Hay que dialogar y alcanzar un pacto por la Educación. Nosotros hemos intentando llegar a un punto de encuentro pero hay puntos de choque claros. Esta semana se me pidió casi, casi, que cometa una ilegalidad quitándole el concierto a una serie de centros, incumpliendo el dictamen de la asesoría jurídica.

P. Cuando Feijóo llegó a la Xunta prometió que no recortaría en Educación. Primero suprimió el préstamo de los libros de texto y ahora, admite usted nuevos recortes.

R. Cuando llegamos a Educación, la consellería tenía el 21% del total de los presupuestos. Ahora, el 25%. Aumentamos porcentualmente. Evidentemente, la situación económica es la que es y el Presupuesto de la Xunta ha caído en un 20% en estos dos años. Pero el Gobierno central nos debe 800 millones. No están llegando dineros finalistas del Estado. No están cumpliendo sus objetivos. El sistema de préstamo, aparte de los inconvenientes que tenía, era mucho más caro.

P. Para la Administración, no para las familias.

R. Pero yo tengo que volcarme con el que más lo necesita. Nosotros estamos dando ahora en Primaria muchas más ayudas que lo que el bipartito daba el último año. Un 30% de las familias antes compraban los libros: los tenían por duplicado. Lo poquito que tenemos hay que dárselo al que más lo necesita. Yo en este momento no tengo más. Tenemos que dar mayor respuesta con mucho menos.

P. ¿Habla de eficiencia?

R. Es que no hay más remedio que aplicar la eficiencia para evitar un problema mucho mayor. Tengo que evitar que esto se escape de las manos. En educación pública hemos ido a más. Hemos dado muchísimos pasos y sin embargo parece que ahora todo es catastrófico, que este Gobierno recorta. No es cierto. Pero estamos a menos de dos meses de unas elecciones con una situación económica dramática y hay ciertos partidos que históricamente intentan utilizar a ciertos colectivos para hacer de ello uso político. Parece que la izquierda quiere utilizar la educación como un arma política. Y en este país, en materia de educación, las comunidades que mejores resultados presentan son las que históricamente han sido gestionadas por el PP, con mejores instalaciones y mejores resultados. En este momento hay que tomar decisiones valientes.

P. ¿Como la supresión de las ayudas a los editores de libros de texto en gallego?

R. Sí, claro. Es que si no me entra dinero, si el Gobierno nos niega lo que nos debe, no tengo otra alternativa para garantizar que el día a día funcione. Hemos tratado de consolidar lo que tenemos. Ojalá pudiéramos ir a más, pero la situación económica es la que es. Ya me gustaría tener cientos de millones más para apoyar todavía más al profesorado y mejorar los centros. Pero no puedo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de octubre de 2011