Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fondo de rescate valorará en menos del 20% el patrimonio de las cajas intervenidas

La recapitalización de las cajas de ahorros cerrará mañana un capítulo importante. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) entrará en el capital de las cajas que no alcanzaron el 10% de capital principal que marcó el Gobierno. Este es el caso de CatalunyaCaixa, Unnim, Novacaixagalicia.

El fondo de rescate valorará en menos del 20% el patrimonio de las entidades, por lo que tomará alrededor del 80% del capital de estas. En algún caso la valoración podría estar cercana al 10%. Las cajas han trasladado a bancos su actividad financiera y es en ellos en donde entrará el Estado. Liberbank, controlada por Cajastur, y BMN, gestionada por Caja Murcia, tienen un mes de plazo para conseguir inversores privados y esquivar la nacionalización total o parcial.

Estos precios son los que espera el mercado, sobre todo después de que la valoración de Bankia y Banca Cívica en sus salidas a Bolsa marcaron precios muy bajos. Bankia, después de una rebaja de precios, salió con una valoración inferior al 30% de su patrimonio en el precio marcado antes de la entrada de los inversores. Con Banca Cívica ocurrió algo muy similar. El patrimonio se valoró en el 27% del total. Con la caída en Bolsa que ha sufrido, del 18%, su valoración actual rondará el 20% del patrimonio.

La razón de estos fuertes descuentos es la baja valoración que los bancos de inversión hacen de los activos inmobiliarios de estas tres cajas. Tras conocerse las cifras de la CAM, que ha admitido una morosidad del 19%, los expertos consideran adecuado que se aplique fuertes descuentos a los activos de las entidades afectadas.

Pese a que el Estado tome la mayoría de una entidad, la caja no perderá su condición de entidad financiera y, por lo tanto, no pasará a ser una fundación. Si en lugar del FROB hubiera sido un inversor particular, la caja sí quedaría reducida a un simple accionista del banco donde ha traspasado su negocio financiero. El fondo de rescate podrá vender a inversores o un competidor su participación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 2011