Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Virtual inauguración del tranvía

Crítica mordaz, humor y parodia impregnaron la no inauguración y puesta en marcha de la Línea 2 del Tram (de Alicante a Sant Vicent), cuyas obras, finalizadas hace medio año, han superado las pruebas técnicas, aunque no se ha resuelto el concurso de adjudicación. La Asociación por un Tranvía Público (ATP) invitó al actor Xavi Castillo, que encarnó el papel del expresidente Francisco Camps, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el capitán moro de Alcoi.

"Lo que les importa son las fotos y los votos", dijo Castillo, quien comparó al nuevo presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, con "el hermano rubio de Bertín Osborne". Ante unas 300 personas, fundamentalmente universitarios, el humorista imitó a los políticos valencianos, y se quejó de que para sus parodias ahora solo le quedan "Rita y el Papa".

Al margen de las risas y de la crítica, la ATP recordó que la inversión realizada supera los 100 millones de euros, defendió la gestión pública, y por parte del personal de FGV, de la nueva línea. La diputada de Compromís Mireia Mollà exigió su "inmediata puesta en marcha" y criticó su privatización "para rentabilizar intereses privados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 2011