Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'lehendakari' acoge "satisfecho" el cambio de criterio fiscal de Bilbao

El PP entiende que la nueva postura es "un parche y una ocurrencia"

El lehendakari, Patxi López, no desaprovechó ayer la ocasión de recibir con una sonrisa el cambio de postura que, a su juicio, ha experimentado el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, en relación con la recuperación del Impuesto de Patrimonio. Durante un acto en Vitoria, admitió que se sentía "satisfecho" por "el cambio" de criterio. "Es una satisfacción comprobar que se cambia", subrayó, sabedor de que su auténtico rival desde el PNV se acerca a las posiciones que mantiene el Gobierno vasco.

López, que puso ayer la primera piedra del edificio de consultas externas Hospital Universitario de Álava, valoró así el hecho de que Bilbao anunciara horas antes que, tras la aprobación en el Congreso de la recuperación del Impuesto de Patrimonio, la institución vizcaína que preside iniciará "una reflexión y trabajo" sobre la implantación de este tributo en el territorio, y que contactará con Álava y Gipuzkoa para intentar lograr un "acuerdo conjunto".

"Me alegrar hablar de lo que antes prácticamente estaba vetado"

El lehendakari añadió que se alegra de que Bilbao diga ahora que está dispuesto a hablar de ciertas cosas que "antes habría prácticamente vetado" y criticó el hecho de que "si se hubiera empezado a hablar sobre este asunto en julio, ahora estaría más estudiado y avanzado". No obstante, reconoció con cierta dosis de ironía política que "es una satisfacción comprobar que se cambia de opinión y se puede empezar a trabajar en ese sentido".

En este contexto, López no desaprovechó la oportunidad de referirse a la decisión de la Diputación de Bizkaia de solicitar a las empresas el importe total de las vacaciones fiscales. López calificó como "extraña" esta situación porque "la defensa de la Diputación de Bizkaia era que se había devuelto ese dinero y ahora dicen que hay que cobrarlo porque no se había devuelto". Por ello, considera "estrambótica" la situación aunque ha insistido en que "las sentencias hay que acatarlas y cumplirlas, y en este caso cuanto antes mejor porque hay una multa añadida, de no poca cuantía". Con todo, insistió en que las Administraciones tienen "la obligación de analizar cómo hacer frente a la sentencia causando el mínimo impacto en las empresas" y advirtió de que se puede dar el caso de que alguna de las empresas "se vea abocada al cierre", por lo que "tendremos que buscar formulas que no nos lleven a esta situación".

El PP no celebró el cambio de postura de José Luis Bilbao, precisamente dos días después de haber firmado conjuntamente con el PNV una iniciativa en materia fiscal ante las Juntas Generales de Bizkaia. Quizá así se explica la contundencia con la que interpretó esta posición la portavoz juntera del PP, Esther Martínez, que considera el debate sobre el Impuesto de Sociedades "un parche más del gobierno foral, una ocurrencia y un continuar hacia ninguna parte, alejado del análisis y el rigor que debe dirigir la política fiscal".

Martínez critica que Bilbao abre este debate sobre el Impuesto de Patrimonio, "pero no le interesa abrir el debate a favor de la creación de empleo en Vizcaya", así como que en materia de fiscalidad "nos encontramos sin propuestas" y el gobierno foral "se ha caracterizado por ser una mala fotocopia de la fiscalidad de Zapatero".

En su análisis de los cien primeros días de trabajo del gobierno foral, la portavoz popular ha censurado la "nula capacidad de iniciativa y de propuesta" del Gobierno foral, "que está paralizado", así como que el diputado general, José Luis Bilbao, está siendo "muy prolijo en el derroche de declaraciones altisonantes, en la búsqueda de jaleos y de ruidos mediáticos", al tiempo que le piden "claridad" en el tema de las vacaciones fiscales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de septiembre de 2011