Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ingresa en prisión por estafa el responsable de una gestora de cooperativas de viviendas

Torralbo está acusado de desviar el dinero a sociedades fantasma

El Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid ordenó ayer el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Miguel Torralbo Vioque, el responsable de Ofigevi, la gestora de las cooperativas que iban a levantar 3.000 viviendas protegidas en el sureste de Madrid. Aquello sigue siendo a día de hoy un inmenso solar sin nada construido. Torralbo está acusado de estafar a miles de socios cooperativistas una media de 40.000 euros.

Empresario, mecenas de un equipo de fútbol, concejal con un partido independiente durante la pasada legislatura en su pueblo, Villanueva de Córdoba (Córdoba), Torralbo fue denunciado a principios de 2010 por las miles de personas que habían confiado la gestión de las cooperativas que habían creado a su empresa, Ofigevi. Le acusan de haber cobrado por adelantado 48 millones de euros solo en concepto de gestión, sin haber levantado ni una sola casa. Los denunciantes creen que este exsindicalista desvió las cantidades aportadas para levantar viviendas a sociedades fantasma y personas de su entorno y confianza, con las que supuestamente urdió una trama para ocultar el dinero del que se ha apropiado. Esto ha hecho que las cooperativas al no poder afrontar los pagos del proyecto se hayan declarado en concurso voluntario de acreedores.

"No nos devolverán el dinero pero es un golpe moral", dicen los afectados

Los cooperativistas no podrán edificar las viviendas ni recuperar los millones

La juez María del Coro Cillán decretó el ingreso en prisión de Torralbo después de que este se negase a declarar ayer. Se le acusa de estafa, disposición fraudulenta de bienes, apropiación indebida y falsificación de cuentas.La juez también decretó el ingreso en prisión, eludible con una fianza de 90.000 euros, de Pedro Luis Serna, representante de la Unión Temporal de Empresas contratada para construir la promoción de la cooperativa Puerta del Sureste.

Con el dinero perdido no se podrán edificar las viviendas proyectadas; tampoco se devolverá a los cooperativistas lo que aportaron, a menos que dé un vuelco la investigación y se encuentre dónde supuestamente se esconde la inversión. Los informes de la situación patrimonial presentados por los administradores concursales de algunas cooperativas que han ido a la quiebra dan fe de que hay importantes agujeros patrimoniales.

La desesperación de los cooperativistas, informa Efe, se agudizó después de saber que Ofigevi no tenía contratado con su seguro, HCC Seguros, la póliza obligatoria por ley para recuperar el dinero aportado más los intereses legales en caso de que la construcción de viviendas no se llegase a realizar.

El presidente de la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España (Concovi), Alfonso Vázquez, dijo al conocer las denuncias por irregularidades que empresarios como Torralbo, al que calificó como "un iluso, un iluminado", desprestigian un modelo ideado para conseguir vivienda a un precio asequible para personas que lo necesitan. "Gente como él prostituye el cooperativismo", añadió Vázquez.

Torralbo fue en la anterior legislatura concejal de su pueblo con un partido independiente, Socialistas de Villanueva. Al conocerse su imputación, el resto de partidos políticos le pidió que entregase su acta pero él se negó. Lo justificó así en la emisora Punto Radio Pozoblanco: "Estoy tranquilamente aquí en este momento. Lo único que le digo [a los vecinos] es que aquí tienen a la misma persona de siempre. Voy a defender a capa y espada esto, me cueste lo que me cueste. La verdad se va a saber (...). No tengo ningún motivo para dejar de ser concejal. Estoy satisfecho con lo que he hecho. Esto es una barbaridad y una canallada".

Torralba tiene también una faceta de pintor. De una exposición suya se resaltaba que en sus cuadros se recrea "en los paisajes otoñales de la ruta del Ebro", entre pinceladas sueltas y gruesas.

Los afectados por su gestión celebraban ayer a las puertas del juzgado lo dictado por la juez. "No nos devolverá el dinero, pero esto es un golpe moral para nuestra lucha", resumía el presidente de la asociación de afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de septiembre de 2011