Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Los poemas elegidos

Poesía. Hace tiempo que la obra de Carlos Germán Belli (Lima, 1927) es reconocida como una de las más significativas de la poesía contemporánea. Instaura un lenguaje nuevo y orgánico, sin parangón ni antecedente en las poéticas de su tiempo. Su angustia existencial, el amor y una esperanzada mirada, se expresan en una escritura ardientemente física. Su originalidad nace de una alquimia verbal que, a medio camino de la experimentación vanguardista, se apropia de la tradición de la poesía clásica para afirmar en excelente calco, pues "en resumidas cuentas es igual / plagiar el ayer o plagiar el hoy", los dones y desasosiegos del ser humano. Con ironía y sarcasmo se enfrenta al malestar del hombre contemporáneo que, explotado y marginado, sumido en la condición vegetativa de la existencia, protesta por su condición frente a árbitros inaccesibles, "entre el suelo y el elevado cielo". El trabajo alienante, la fatiga y la rutina, la apelación platónica a la liberación cibernética, la degradación del universo, son referentes centrales de un mundo poético que, junto a las metáforas obsesivas y reiteradas de su imaginería verbal, son símbolo de una humanidad extenuada. Es en este lenguaje sabiamente dislocado, que el poeta ha descrito como un "híbrido textual deliberado", combinación de estrofas y formas tradicionales manipuladas por la cotidianeidad del habla, que su concepción vital adquiere un rostro reconocible: "Sí juntos no nacimos en el agua, / juntos sí nos enlazarán los fuegos / de las redes de eléctricos mil hilos / conectados al cabo de las cuerdas, / que nos sostienen a ambos en el aire, / como al planeta de celestes cintas". Una misteriosa semántica multiplicada en intertextualidades y mundos paralelos, gracias a un poderoso arsenal métrico y retórico, al uso de un léxico arcaizante que no es incompatible con el empleo de una terminología tecnológica y científica que da cabida a genes, átomos y robots, al bolo alimenticio o al hada cibernética, en un mundo "ayer, hoy y mañana igual". Francisco José Cruz ofrece, en Los poemas elegidos, una selección personal que, teniendo en cuenta reiteraciones y correspondencias, muestra la variedad formal y temática de una obra tan coherente y fascinante como la de Belli. Al lector le queda la promesa de una meta anunciada, los sobresaltos de una lectura en la que reconocemos nuestra propia indigencia histórica, pues "la escritura se cuaja entre los linos, / o sensitiva va / como ligeros céfiros girando, / u ondas de pez o nave, / y todo el universo es un gran lecho,/ donde se escribe y el amor se hace".

Los poemas elegidos

Carlos Germán Belli

Selección, prólogo y entrevista

de Francisco José Cruz

Pre-Textos. Valencia, 2011

199 paginas. 13 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de septiembre de 2011

Más información

  • Carlos Germán Belli