Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mccartney, a la tercera boda ¿la definitiva?

Nancy Shevell creció en una rica familia de ueva york

Paul McCartney debe de estar muy enamorado o tener unos abogados que le asesoran muy bien en contratos prenupciales. Haber pagado 350 millones de euros a Heather Mills por el divorcio -una cifra récord en el Reino Unido- no le ha hecho perder las ganas de casarse. Quizá ha pesado en la decisión que la novia sea una millonaria. Así que, próximo a cumplir 70 años, el músico prepara los papeles para pasar por tercera vez por el altar.

Aunque McCartney ha intentado llevar el asunto con gran secreto, las alarmas se dispararon ayer al descubrirse que en el Registro de Westminster de Marylebone, en el centro de Londres, se han publicado las amonestaciones previas a la boda. En la documentación, según el Daily Mail, la pareja figura como "McCartney, James Paul" y "Nancy Shevell" y se dice que cada uno ha tenido un matrimonio anterior disuelto. Sí, porque el músico enviudó del primero. En marzo de 1969, en Marylebone, se casó con Linda Eastman, con quien tuvo cuatro hijos. Ella murió a los 56 años de cáncer de mama. Luego contrajo matrimonio con Heather Mills, con quien firmó un divorcio millonario y polémico tras seis años de matrimonio y una hija.

Para pedirle matrimonio a Nancy Shevell, el exbeatle no escatimó recursos y le regaló un solitario vintage de Cartier valorado en casi medio millón de euros. Ella es una mujer de una gran fortuna nacida en Nueva York. La pareja se casará en la casa que el músico tiene en Essex. A la tercera, Paul quiere una boda íntima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de septiembre de 2011