Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un museo nonato y muy costoso

Desavenencias entre el Consistorio de Málaga y la empresa empantanan Art Natura

"Es más probable la rescisión que otra cosa". Así se refería ayer el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), al futuro inmediato del que iba a convertirse en el mayor complejo museístico de la capital malagueña, el Museo Art Natura, el proyecto cultural de 20.000 metros cuadrados diseñado en el pasado mandato para el recuperado edificio de la antigua Tabacalera.

Las desavenencias entre la empresa promotora, la entidad privada Royal Collections -dueña de la colección de gemas y piedras preciosas que iba a acoger el museo, entre otros contenidos- y el Ayuntamiento se acrecentaron el pasado diciembre, cuando la promotora solicitó al Consistorio resolver el contrato esgrimiendo que el retraso en la puesta en marcha del espacio expositivo -la primera fecha que se dio fue el año 2009- le estaba ocasionando un grave perjuicio económico.

El Ayuntamiento achacó el retraso en la entrega de los edificios a vicios ocultos en los inmuebles y a las "11 modificaciones" en el proyecto solicitadas por los dueños de la colección desde diciembre de 2006. Desde esta fecha, el Ayuntamiento ha invertido 30 millones de euros en la restauración y conversión del edificio de Tabacalera en un espacio expositivo, dinero al que hay que sumar los 5,5 millones que entregó al propietario de las joyas en concepto de canon para la puesta en funcionamiento del museo.

Ya en julio de este año el conflicto se recrudeció. Royal Collections volvió a exigir al Ayuntamiento que le reconociese "el derecho a ser indemnizada" por el retraso en la apertura del espacio museístico -que preveía 630.000 visitantes en su primer año y la creación de 140 puestos de trabajo-, algo a lo que el Ayuntamiento se negó tras conocer que la promotora aspiraba a una compensación de nueve millones de euros por las "pérdidas" generadas por los retrasos.

"Nosotros, por nuestra parte, nos consideramos cumplidores de nuestros compromisos", añadía ayer el alcalde de Málaga, quien achacó el continuo aplazamiento de la apertura de Art Natura a que el proyecto "ha sufrido las consecuencias de la crisis". No obstante, el regidor trató de cubrirse las espaldas ante el fracaso de la que fue su gran apuesta cultural aludiendo a que la empresa pretendía obtener más dinero del Ayuntamiento. Según el regidor, Royal Collections preveía unos ingresos que al final no han resultado, "y por eso han querido plantear unos números nuevos", que el Consistorio no ha aceptado.

El anuncio hecho ayer por De la Torre sobre la posible rescisión del contrato de Art Natura se produce cinco días después de que los grupos de la oposición municipal -PSOE e IU- exigiesen al equipo de gobierno la anulación de la concesión del edificio de Tabacalera a Royal Collections.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de septiembre de 2011