Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis | El ajuste pendiente de Atenas

Grecia busca dinero y credibilidad

Papandreu asegura que ha tomado las medidas para evitar la quiebra

Por primera vez en la reciente historia de Grecia, los escolares, bachilleres y universitarios no tendrán los libros de texto gratis. En Grecia la enseñanza pública incluye la gratuidad de los libros en todos los niveles. Pero este otoño faltan libros en muchos sitios. El Gobierno habla de un retraso y en algunos centros se ha empezado a distribuir fotocopias o disquetes. Lo que está claro es que no hay dinero.

Grecia sufre una angustiosa falta de liquidez que afecta a las necesidades más sensibles, como el material escolar, y está perdiendo la confianza en la UE. "Esta no es la Europa solidaria de la que nos habían hablado", señala una fuente próxima al Gobierno. La desconfianza es más fuerte si cabe aún en Bruselas y varias capitales europeas que sospechan que las autoridades de Atenas no se toman en serio el ajuste y "han cumplido muy pocas de sus promesas", dice una alta fuente comunitaria.

Merkel pide paciencia a Alemania para resolver la crisis griega

Con la sombra del desastre planeando sobre Grecia, su primer ministro, George Papandreu, se dirigió ayer a la nación por televisión. Según Bloomberg, señaló que la prioridad de su Gobierno es "salvar al país de la quiebra. Hemos tomado la decisión de evitar la catástrofe. Y eso significa tomar decisiones difíciles". Sin embargo, Papandreu advirtió que será doloroso. "Si este año la recesión es marcadamente mayor que las previsiones, haremos todo lo necesario para alcanzar" las metas marcadas, añadió. Según la cadena CNN, esto supone que llegarán nuevas medidas de ajuste y austeridad, antes de iniciar una nueva ronda de contactos con los bancos internacionales para concretar la reestructuración de la deuda. Según el diario griego Kathimerini.com el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, prepara un nuevo plan de austeridad. "Estamos absolutamente determinados, sin tener en cuenta el coste político, a cumplir nuestras obligaciones con nuestros socios institucionales", dijo ayer.

Además, la canciller Angela Merkel pide hoy el diario Der Tagesspiegel a los alemanes "paciencia" con Grecia y dice que los problemas que se han creado durante años no pueden resolverse de la noche a la mañana. "Si se piensa por ejemplo en el proceso de unidad alemana se ve cuanto tiempo fue necesario a comienzos de los noventa para crear nuevas estructuras administrativas, realizar privatizaciones y transmitir conocimientos. Eso quiere decir que tenemos que tener paciencia", declara Merkel. La canciller pide al Gobierno griego que no cese en su esfuerzo reformista y reiteró que las ayudas europeas sólo seguirán fluyendo si Atenas cumple con las condiciones impuestas para el rescate.

Bruselas insiste en la seriedad y no ha ocultado su disgusto por la sustitución del anterior ministro de Finanzas, Yorgos Papaconstantinu, al que se respetaba por sus rigurosos planteamientos, por el populista Venizelos, que se ha comprometido en una profunda reforma de la administración.

También se comprometió a presentar en tres semanas un Sistema Impositivo de Impuestos para recaudar el IVA y demás impuestos de forma efectiva. Sorprende que estas medidas no se hayan adoptado hasta dos años después de que estallara la crisis.

De todas formas la atención está centrada ahora en la reunión urgente convocada por el FMI para el próximo día 14 en la que participará el enviado de la institución en Atenas, Poul Thomsen. Ello supondrá que el representante del Fondo no estará en la capital griega el día que vuelven los enviados de la Comisión y del BCE para reanudar el examen de las reformas en marcha y los planes sobre el presupuesto de 2012. Grecia vive pendiente de recibir el sexto de tramo de ayudas del primer rescate, de 8.000 millones, que deben entregar el FMI y la UE y no está claro que los pagos vayan a efectuarse rápidamente.

Aunque se ha abierto un debate público, sin base jurídica alguna, sobre el posible abandono del euro por parte de Grecia, como ha exigido el euro escéptico Partido de los Auténticos, lo que de verdad se está barajando en medios financieros es "la posible suspensión de pagos de Grecia sin abandonar la moneda única".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de septiembre de 2011