Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco y las Diputaciones exploran una acción conjunta contra el desempleo

Las instituciones vascas parecen abocadas a un entendimiento en materia económica, pese a sus discrepantes programas. Con tal pretensión, delegaciones del Gobierno vasco y las tres Diputaciones se reunieron ayer en Lakua, convocadas por el Ejecutivo, para tratar de consensuar una estrategia de empleo común. El paro se ha convertido en la principal preocupación política y la necesidad de emprender acciones conjuntas para combatirlo se antoja fundamental ante una materia de competencias tan repartidas, si bien el acuerdo se antoja complejo dada la diversidad política que impera en Euskadi. Pese a todo, el ambiente del encuentro fue cordial y las distintas partes acordaron reunirse de nuevo más adelante para concretar detalles. No marcaron fecha en la agenda.

Aunque la cita no era de carácter público y se celebró a puerta cerrada, fuentes del departamento vasco de Empleo avanzaron ayer que el objetivo era presentar a las Diputaciones una serie de iniciativas a "corto y medio plazo" para reactivar el empleo. Medidas que ha estudiado y pretende impulsar el Gobierno, pero en colaboración con el resto de instituciones competentes, con las tres Diputaciones al frente. Desde la consejería concretaron que se trata de un programa ambicioso, pero ajeno al que tiene previsto presentar el lehendakari, Patxi López, en el pleno de política general del próximo día 29.

A la reunión asistieron la consejera de Empleo, Gemma Zabaleta, y el viceconsejero del ramo, Javier Ruiz, además de los responsables de Promoción Económica de las tres Diputaciones: Luis Viana por Álava, Ander Rodríguez por Gipuzkoa e Imanol Pradales en representación de Bizkaia. El diputado general de este último territorio, José Luis Bilbao, ya había ofrecido por la mañana su colaboración para trabajar "con seriedad" en favor de una estrategia vasca de empleo que tenga como referente "modelos de éxito del norte de Europa y que pueden ser adaptados a la realidad vasca".

Bilbao matizó, sin embargo, que el plan conjunto de acción requiere de medidas "concretas" en las que se precise el presupuesto de las acciones y las formas de financiación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011