Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno revisará el PIB a la baja pese a crecer siete trimestres seguidos

La escasa actividad no logra relanzar el empleo, que solo aumenta un 0,1%

Salvo un giro inesperado de la economía europea, el PIB vasco no va a crecer el 1,4% que diseñaron a principios de año sus servicios de estudios. El Gobierno de Patxi López ha asumido que, mas pronto que tarde, se va a ver obligado a revisar el crecimiento de la economía a la baja, muy afectado por el parón de los motores europeos, Alemania y Francia. Los dos principales países que compran en Euskadi han ralentizado su marcha, y las exportaciones vascas, que hasta ahora habían salvado la actividad en esta comunidad ante el parón del mercado español, empiezan a resentirse. Francia se estancó en el segundo trimestre tras crecer un 0,9% en el primero, mientras que Alemania apenas creció un 0,1%, frente al 1,3% de los tres primeros meses.

El Ejecutivo espera que el ajuste no supere las dos décimas

La industria se frena y la construcción sigue siendo una rémora

El Gobierno vasco espera que el ajuste se limite a un máximo de dos décimas y al final de año el crecimiento se mantenga por encima del 1%, pero la senda hasta junio no permite ser demasiado optimista.

En concreto, el PIB registró un crecimiento del 0,8% en el segundo trimestre de 2011 respecto al mismo periodo del año anterior, pero se frenó una décima respecto al primero del año 2011. En ese mismo tiempo la economía española creció un 0,7% y la de la zona euro un 0,2% cuando venía de lograr una expansión del 0,8%, según los datos publicados por la oficina europea de estadística, Eurostat.

La fotografía por sectores de actividad se corresponde con el parón que han sufrido las principales economías europeas. Servicios ha crecido un poco más que en los primeros meses del año, Industria se ha estancado, debido al parón de sus exportaciones y la construcción sigue siendo una auténtica rémora para la economía vasca.

En términos de empleo, la evolución con respecto al mismo trimestre del año anterior sigue siendo negativa, con una caída del 0,4%, si bien presenta un ligero crecimiento (0,1%) respecto al trimestre anterior. En el conjunto de la UE, en términos interanuales, la expansión fue del 1,7%, frente al 2,4% del primer trimestre.

Con todos esos mimbres, el Gobierno fijará la nueva previsión de crecimiento del PIB. "Todos los organismos están bajando las previsiones de crecimiento de las principales economías, desde el Fondo Monetario Internacional, hasta el Banco de España, pasando por la OCDE y la UE, todas apoyadas en los datos de sus respectivos aparatos de estadística", indicaron ayer.

El BBVA y la Fundación de Cajas de Ahorros, Funcas, también se han unido a la ola de revisiones a la baja, en este caso para la economía española. Si el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero había previsto un crecimiento del PIB en 2011 del 1,3%, tanto el banco vasco, como la asociación de cajas lo dejan ahora en un exiguo crecimiento que varía entre el 0,7% y el 0,9%.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre comparecerá el martes tras el consejo de Gobierno con todos los datos de las cuentas trimestrales para dar una fotografía más precisa de la situación económica de la comunidad autónoma.

A la revisión a la baja de las previsiones puede ayudar, además, la que también ha hecho el propio Eustat, al incorporar los nuevos datos corregidos de 2009. De momento han rebajado dos décimas toda la serie. La mayor caída del PIB vasco se produjo en el tercer trimestre de 2009. Hasta la anterior serie del Eustat había sido del 4,5%. Desde ayer está corregida con dos décimas más, es decir, cayó un 4,7%.

Incluso el Índice de Producción Industrial (IPI), que estaba recuperando el ritmo, ha empezado a dar síntomas de cansancio desde marzo pasado. Si en febrero alcanzó un máximo del 6,8% de crecimiento, desconocido desde junio de 2007 cuando logró un 7%, el índice ha caído al 3,3% en julio. En Europa ha caído hasta el consumo, aunque sólo un 0,2%, mientras que la inversión creció un 0,2%.

El Concierto Económico sorprende en Rusia

La presidenta del Parlamento, Arantza Quiroga, explicó ayer el "dinamismo económico de Euskadi" en Rusia, donde provocó un inusitado interés el modelo tributario particular de la autonomía vasca. Durante una conferencia en la ciudad de Yarolsavl, la dirigente popular explicó la naturaleza del Concierto Económico y dibujó su "extrema autonomía fiscal" como "una oportunidad y no una amenaza". "Es un poder tributario no ilimitado que debe responder a los principios constitucionales de solidaridad con el resto del Estado, así como a la búsqueda de la armonía impositiva en todo el territorio español", justificó.

Bajo el epígrafe de

Instituciones autonómicas vascas como herramienta de integración nacional,

Quiroga dedicó gran parte de su intervención a explicar el encaje del Concierto Económico en Europa. Se trata, según argumentó, de una institución que está condicionada también por "el respeto a las obligaciones internacionales contraídas por España". "Es algo que ha sorprendido debido a su desconocimiento", reconoció la presidenta del Parlamento al finalizar su conferencia.

La dirigente popular aprovechó su presencia en Rusia, en el marco del denominado

Global Policy Forum,

para protagonizar una encendida defensa del autogobierno vasco como un "experimento democrático de éxito" que solo se ha visto "empañado", a su juicio, por los dogmatismos y el radicalismo. "La autonomía vasca no es el origen de los conflictos políticos en Euskadi", consideró Quiroga, quien manifestó incluso que "el esquema de autogobierno vasco es una institución modélica, legítima y beneficiosa como elemento integrador". "Apreciamos nuestra tradición democrática local y la defendemos tajantemente, porque comprendemos que es el fruto de un proceso auténtico de evolución social y no un invento reciente", señaló.

La presidenta del Legislativo vasco también quiso aprovechar su presencia en la federación, en la que conviven cientos de etnias y nacionalidades, para presentar el esquema de autonomía vasca como un "ejemplo exitoso del potencial que tienen las instituciones democráticas para asegurar una convivencia armoniosa en un entorno cultural y étnicamente diverso". "Nuestro sistema de autogobierno constituye la encarnación del Principio de Subsidiariedad, piedra angular de la estructura política de la Unión Europea, principio que implica mantener los centros de decisión democrática cerca del ciudadano", resaltó.

Pero la intervención de Quiroga no se limitó a explicar el Concierto Económico o el sistema de autogobierno. Tras trasladar sus condolencias, en nombre de Euskadi y del resto de España, a los allegados de las víctimas del accidente aéreo ocurrido el miércoles en Yaroslavl, la presidenta del Parlamento repasó la historia reciente del País Vasco y desgranó su entramado institucional, así como las peculiaridades de su sistema autonómico. En materia de autogobierno, explicó el contenido del Estatuto de Gernika, el proceso que llevó a su aprobación y el elevado grado de descentralización alcanzado con el mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011

Más información