Las obras del metro de Granada se ralentizan

El compromiso que las empresas constructoras del metro de Granada tienen con la Junta está próximo a romperse si la Administración no paga lo que adeuda, más de 44 millones de euros, según la Asociación de Constructores y Promotores de Granada (ACP). La situación que atraviesan las 14 UTE -no han cobrado nada de 2011- es "insostenible" y la ralentización en la que se sumió la obra hace meses va camino de la paralización. UGT cifra en un 78% la reducción.

Al margen de lo que supone en el día a día de una ciudad tener su principal arteria (Camino de Ronda) empantanada, el comercio y el turismo sufren en esa y en otras vías los inconvenientes de una obra cuyo principal problema es que no avanza en los últimos meses. La Junta lleva desde marzo aferrándose al crédito de 260 millones de euros que aprobó el Banco Europeo de Inversiones y argumenta que trabaja en su formalización, pero el nerviosismo en las empresas aumenta a medida que pasan los meses y no cobran certificaciones. En agosto se paralizó uno de los tramos.

De ahí que lo que exigen los constructores, a través de la ACP, que hace de interlocutor, sea "un calendario de pagos real", que se cumpla sistemáticamente. Entienden las "tensiones financieras" de la Administración autonómica por la coyuntura actual, pero consideran que "no es de recibo" que las empresas se vean "forzadas" a financiar una obra "sin horizonte de cobro alguno", según consta en una carta remitida a Obras Públicas y Hacienda.

De los casi 16 kilómetros que tiene de trazado el metro para unir Albolote, Maracena,Granada y Armilla, la Junta dice que se ha ejecutado el 73% de la obra civil y se están desarrollando los trabajos de implantación de los sistemas e instalaciones del metro ligero.

Despidos

Por su parte, las empresas ven tan "insoportable" la situación de asfixia que cifran en 500 los trabajadores despedidos de las UTE y de las empresas subcontratadas. UGT estima que actualmente son unos 120 los empleados, entre personal administrativo y en obra, incluidos los que están de vacaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La actividad en los túneles está "totalmente paralizada", dice UGT, que responsabiliza a la Administración de no haber tenido la "suficiente diligencia" para contar con recursos económicos y evitar la paralización de la infraestructura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS