Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy ve "demagógico" que el PSOE hable ahora de impuestos a los ricos

Cospedal avisa de que las listas las remata Génova y exige que no haya líos

Mariano Rajoy quiere huir todo lo que pueda del debate que está intentando introducir Alfredo Pérez Rubalcaba y que está muy activo en casi toda Europa, el de la introducción de un impuesto para los grandes patrimonios y los bancos. No lo cita en sus discursos, ni siquiera en el que hizo ayer ante la Junta Directiva Nacional, en un tono absolutamente presidencialista, colocándose ya en el día después de las elecciones. Sin embargo, antes acudió a una entrevista en Onda Cero, y se vio obligado a responder a una pregunta sobre el asunto en el que dejó muy clara cuál es su visión sobre las propuestas del PSOE.

"Yo no voy a hacer demagogia, ni decirle a la gente lo que no hay, ni a engañarla, ni a prometer lo que no voy a cumplir. Esta persona que ha citado [por Rubalcaba] que dice que va a subir los impuestos a los ricos, suprimió el impuesto de patrimonio y fue la que subió el impuesto a todos los españoles, ricos, pobres, clases medidas y clases bajas", sentenció Rajoy, que prometió, al contrario, bajar impuestos a los emprendedores.

El líder habla de su Gobierno casi como si ya estuviera en La Moncloa

El líder del PP está absolutamente convencido de su victoria y ya habla casi como si estuviera en La Moncloa cuando enuncia las líneas maestras de su acción de gobierno. Ni siquiera está preocupado por la posible mala imagen que generen los recortes de sus presidentes autonómicos. "Volveremos a las apelaciones al miedo y a la alusión a los recortes cuando el PSOE tiene el dudoso honor de ser el Gobierno que ha hecho los mayores recortes sociales en la historia de la democracia española. A lo único que hay que tener hoy miedo en España es al inmovilismo", sentenció.

Aun así, aseguró para tranquilizar al electorado: "No vamos a contribuir en nuestras decisiones a nada que perjudique a los sectores más débiles de la sociedad española, que es exactamente lo que ha hecho el PSOE".

Ante los suyos, insistió en apoyar a sus barones: "Los Gobiernos del PP lo están haciendo muy bien. Todo lo que se está haciendo es capital para poner las bases de la recuperación económica y de la creación de empleo". Ese apoyo se extendió a la decisión de Esperanza Aguirre de aumentar de 18 a 20 las horas lectivas de los profesores: "No me parece que por dar dos horas más de clase a la semana se vaya a ver afectada la calidad de la educación".

El PP es una balsa que se prepara ya para alcanzar el poder y saber si es con mayoría absoluta o no -"aquí el único debate es si el cambio es más o menos grande", dijo Rajoy- y más que tensión interna hay mucha preocupación en la cúpula por la situación económica que habrá cuando lleguen a La Moncloa.

Sin embargo, el partido está en pleno proceso de elaboración de listas y tanto Dolores de Cospedal, en un tono muy tajante y a puerta cerrada, como Rajoy, más suave ya con las cámaras delante, lanzaron el mismo mensaje: las listas las confecciona la dirección nacional, y no es momento para líos. Rajoy hizo un llamamiento a la unidad: "Debemos decir todos lo mismo porque, en lo sustancial, todo este partido piensa igual".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de septiembre de 2011