La UE rectifica y las tiendas 'online' no pagarán el gasto por devolver la compra

El periodo de devolución de un artículo se amplía de 7 a 14 días

El comercio online no deberá cargar con los gastos de devolución de la compra. La Comisión Europea ha corregido la directiva que abocaba a buena parte del emergente comercio electrónico al cierre. Las tiendas virtuales solo correrán con los gastos en caso de que el artículo sea defectuoso. Si el consumidor quiere devolver el artículo por cualquier otra circunstancia, el gasto de envío correrá a su cargo. La directiva amplía de 7 a 14 días el plazo de devolución.

Otra batalla pendiente es el diferente IVA que se paga si el libro es de papel o es de bits. En el primer caso se paga un 8% y en el segundo un 18%. El caso se repite con la música o las películas. "Aquí pedimos igualdad de trato", dice Elena Gómez del Pozuelo, presidenta de Adigital, la asociación española del comercio electrónico. Esto solo ocurre en los productos culturales, ya que en con la ropa se pagan los mismos impuestos comprando en la calle que en Internet.

Las reivindicaciones de Adigital coinciden con el aumento de impuesto del comercio electrónico en Estados Unidos. "Ya era hora", se felicita Gómez del Pozuelo. "En Estados Unidos las tiendas online estaban exentas del IVA mientras que en Europa sí se paga, con lo cual estábamos en desventaja. Aún lo estamos con Andorra, por lo cual algunas empresas españolas colocan su sede en el Principado y así pueden vender sin IVA".

El comercio electrónico crece en España un 30% anual, pero su problema estriba en que la mayoría del dinero se va a empresas extranjeras. "Nuestro problema es que falta oferta", dice. En otoño se implantará en España, el gigante norteamericano Amazon. "Es una buenísima noticia porque aumenta la competencia y la confianza del consumidor en el comercio online", resume Gómez.

Adigital propone a los partidos que incluyan en sus programas medidas para incentivar la economía digital, entre ellas la posibilidad de que la gente invierta en starts up, como en la Bolsa, y en caso de pérdidas se consideren minusvalías en la declaración de la renta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS