Reportaje:

Zumos en pie de guerra

Los productores redoblan sus esfuerzos para ganar cuota de mercado

El sector de los zumos se convierte, fundamentalmente en los meses de verano, en un campo de batalla entre las industrias más importantes para mantener o aumentar sus cuotas de mercado, con campañas de publicidad agresivas que muchas veces han acabado ante los tribunales o ante Autocontrol. En el pasado fueron novedad las denuncias por publicidad comparativa de Don Simón contra las multinacionales Danone, Coca-Cola (Minute Maid) y Granini. En las últimas semanas repitió demanda en Autocontrol contra la multinacional alemana Granini, líder mundial en el segmento del concentrado, por considerar que un anuncio de zumo concentrado podía inducir al engaño a los consumidores y a adquirirlo como zumo exprimido.

Las multinacionales mantienen su eje de negocio en el jugo concentrado
Los grupos españoles apuestan por el producto exprimido

El hecho de que bajo el paraguas de "zumos y néctares" se amontone en los lineales de los supermercados una amplia oferta de productos supone un dato positivo para los consumidores.Pero a la vez significa un río revuelto donde algunos pueden tratar de pescar creando la confusión en los consumidores.

No es solo cuestión de litigios entre empresas. La inexistencia de unas normas claras que eliminen ese riesgo que provoca esas guerras entre empresas, es algo que debe pensar igualmente la Comisión Europea cuando tiene en marcha la modificación de la directiva de zumos para la no adición de azúcar y la diferenciación clara entre el zumo y el zumo procedente de concentrado.

De esta situación tampoco son ajenas las organizaciones de consumidores. Desde Facua, Rubén Sánchez considera que es preciso mejorar la actual regulación. La organización estima indispensable que desde la Administración se lleven a cabo campañas para que el consumidor tenga la adecuada información sobre cada producto. Facua señala que está muy bien que las empresas diriman sus diferencias en el seno de Autocontrol, pero opina que las Administraciones deberían tener una posición más activa para evitar publicidades que engañen al consumidor si no lee la etiqueta.

El mercado español de los zumos supone un volumen de 1.100 millones de litros y una facturación superior a los 600 millones de euros. El zumo concentrado supone 663 millones de litros; los néctares, 376 millones, y los zumos exprimidos obtenidos directamente de la naranja, solo 67 millones. Sin embargo, mientras la demanda de los zumos concentrados se halla estabilizada o a la baja en el mundo y en España, el consumo de los zumos exprimidos experimentó un incremento entre 2005 y 2010 del 49% en España y del 29% en toda la Unión Europea.

Esta evolución de la demanda se ha traducido en el sector de los zumos en una doble estrategia. Aunque todos los grandes grupos del sector operan con todo tipo de productos que se agrupan bajo el paraguas de zumos y néctares, hay una clara división en la política de las firmas nacionales y las multinacionales.

Las empresas nacionales han hecho una apuesta por los zumos procedentes de la naranja. "No tiene ningún sentido que en un país como España, con una gran producción de fruta de calidad, no se aproveche esa situación para apostar por el mercado de los zumos exprimidos por su calidad y su capacidad para competir en todos los mercados, además de apoyar al sector agrario con la transformación de más de un millón de toneladas", señala el presidente de Don Simón, J. García Carrión, cuyo grupo ostenta el 50% de la cuota de este sector de zumos. En esta estrategia se enmarca su inversión de 120 millones en la planta de zumos exprimidos de Huelva para la transformación inicial de 200.000 toneladas, junto con la plantación de 1.500 hectáreas, a las que seguirán otras 1.500 con una inversión de otros 75 millones. En la misma línea se hallan las inversiones más reducidas de Pascual en Córdoba o las de Zuvamesa y Dafsa en Valencia y las de otros pequeños grupos.

Por el contrario, con la excepción de Pepsico-Tropicana, los grandes grupos multinacionales que operan en el sector en España, como Granini, Coca-Cola con Minute Maid o Juver mantienen los zumos concentrados como su principal eje de negocio, mientras los zumos exprimidos son un segmento secundario.

Bajo el paraguas de los zumos y néctares hay una amplia gama de oferta de productos:

- El zumo exprimido 100% que se comercializa en España se obtiene directamente de las naranjas frescas, con un coste medio de producción de 0,50 euros por litro. Se puede presentar a temperatura ambiente o refrigerado en todo el proceso para mantener más vitamina C.

- El zumo concentrado se obtiene después de someter el producto a un tratamiento térmico de evaporación, quitando hasta el 85% del agua. Al envasarse se le añade agua, pulpa, aromas, etcétera. Los mayores proveedores del mundo de zumo concentrado son EE UU y Brasil. El coste de producción es de unos 0,33 euros por litro.

- Néctar es un producto que contiene aproximadamente un 50% de zumo de concentrado más un 50% de agua y azúcar. El coste de producción se eleva a una media de 0,28 euros por litro.

- Bebida de frutas es un 90% de agua, un 10% de zumo concentrado y azúcares.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS