Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIAS | CiberP@ís

Las fronteras entre los aparatos se difuminan

Si de algo sirven las ferias gigantescas como la IFA de Berlín es para marcar tendencias. Y lo que se ha visto es que los productos de distintas marcas se parecen cada vez más, con mínimas diferencias en el aspecto externo y en el funcionamiento interno.

La principal diferencia entre un televisor, un ordenador, una tableta y un teléfono móvil es el tamaño de la pantalla, que a su vez es la base para su uso principal. De ahí que las principales marcas se esfuercen en desarrollar aplicaciones propias y exclusivas que faciliten realmente al usuario utilizarlas en productos de distintos tamaños.

A causa de Internet, los televisores se pueden utilizar como monitores y viceversa, mientras la misma aplicación debe correr con igual eficacia en un teléfono móvil, una tableta con o sin teclado y un ordenador portátil o de sobremesa. Para desespero de las marcas muy establecidas, el usuario no quiere casarse con ningún fabricante ni aplicación propietaria, con la importante excepción de los adictos a Apple. Los vídeos, música, imágenes y datos deben poder verse en cualquier dispositivo y migrar de un lado para otro.

En la IFA se han visto productos de diseño exquisito y fabricados con esmero. Es una de las bazas utilizadas por los grandes fabricantes para distinguirse del resto, aunque son conscientes de que no pueden poner un precio muy elevado, porque el consumidor se ha acostumbrado a pagar poco dinero por un muy buen producto. Por eso, además del diseño, deben asegurarse de que funciona sin problemas y de que la "experiencia" del consumidor sea lo máximo de agradable y entretenida.

A tenor de estos dos principios, la IFA de este año se ha destacado por mostrar productos similares con todos los tamaños de pantalla, desde las cuatro pulgadas de un teléfono inteligente hasta las 60 o más de un televisor. Todos extremadamente delgados y ligeros, sobre todo los de uso personal. Y que sirvan para el mayor número de tareas posible: las nuevas cámaras de foto no solo hacen vídeo de alta definición sino que integran conexión inalámbrica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de septiembre de 2011