Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Porriño paga sobresueldos a concejales de su gobierno

El alcalde de Porriño, Nelson Santos (PP), volvió a perder los papeles en el último pleno municipal llamando repetidamente "desgraciado" a un concejal del BNG, al que también advirtió: "Ya hablaremos cuando salga de aquí". La reacción de Santos se produjo después de que el grupo nacionalista evidenciara los sobresueldos pagados el año pasado a dos ediles así como otras severas irregularidades en el gasto de 323.000 euros pagados a empresas afines al equipo de gobierno.

El interés de los nacionalistas en conocer los motivos por los que el alcalde había levantado los reparos de la intervención municipal a pagar un sobresueldo de 500 euros mensuales a los dos concejales que en 2010 disfrutaban de dedicación exclusiva (30.000 euros anuales) desató la bronca en el pleno.

Ambos sobresueldos se camuflaron como gastos en comisión de servicios, concretamente, como pagos de kilometraje, algo inverosímil ya que las competencias de ambos ediles, Emprego y Facenda respectivamente, no suponen mayores desplazamientos y, sin embargo, para justificar los 500 euros mensuales, facturan la compensación por el desplazamiento diario, incluidos los festivos, de 90 kilómetros en comisión de servicios.

El presunto fraude fue destapado por el BNG en la fiscalización de las cuentas de 2010, que el Gobierno está obligado a presentar a la oposición. Los nacionalistas creen, aunque de momento solo tienen indicios de datos aislados, que la misma práctica se ha extendido a todos los concejales del gobierno local del PP en el actual ejercicio. "Lo merecen y no tienen por qué justificarlo", adujo Santos en el pleno.

Contratos a dedo

La Intervención Municipal ha emitido además informes desfavorables al pago de al menos 323.000 euros entre enero y mayo de este año a empresas afines al grupo de gobierno por servicios municipales adjudicados a dedo, sin informes técnicos de ningún tipo. Para hacer efectivas las distintas partidas, el gobierno local habilitó un crédito, ya que carecían de soporte presupuestario, y desvió fondos de otros capítulos al de inversiones, lo cual está prohibido por ley.

Solo uno de los 10 concejales del grupo popular porriñés no percibe retribuciones mensuales. Con cinco dedicaciones exclusivas y cuatro parciales de distinta cuantía, el equipo de gobierno percibe más de 220.000 euros anuales, kilometrajes y gastos extraordinarios al margen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de septiembre de 2011