Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bildu y el PNV abren su primera 'guerra' por la gestión de Gipuzkoa

La Hacienda foral cifra en 101 millones el desfase presupuestario que hereda

La Diputación de Gipuzkoa, la principal institución gobernada por Bildu, se ha convertido en el escenario en el que se ha producido la primera polémica seria entre la coalición abertzale y el PNV en materia de gestión desde que la primera arrasara en las pasadas elecciones forales. Lejos de ser político, el encontronazo es de carácter económico, en plena pugna entre ambas fuerzas por la primacía en el nacionalismo, cuando Bildu ha ofrecido al PNV formar un frente soberanista de cara al 20-N y mientras los peneuvistas han convertido la acusación a Bildu de estar desaparecida en materia de gestión en una de las claves de sus críticas a la coalición que le ha quitado la Diputación guipuzcoana.

La Diputación reducirá partidas en inversiones e infraestructuras

Olano y González replican que Bildu oculta un remanente de 73 millones

El Gobierno foral solemnizó ayer en una comparecencia pública que ha hallado un desajuste presupuestario de 101 millones de euros que pone a la institución en una "delicada" situación económica y que atribuyó de forma directa no a un "error de cálculo", sino a la gestión "poco responsable" realizada por el anterior equipo (PNV y Hamakaibat).

La diputada de Hacienda, Helena Franco, anunció que, por ello, la institución foral se ve obligada a reducir algunas partidas en inversiones e infraestructuras para cuadrar la caja. Aunque no precisó en detalle dónde meterá la tijera sí explicó el porqué del agujero. El desfase se debe a un aumento en gastos no presupuestados, "pero de obligada ejecución", cifrado en 35 millones. Los otros 66 millones se deben al desajuste entre la previsión de que la recaudación de impuestos este año iba a crecer un 7% sobre 2010 que aprobó el Consejo Vasco de Finanzas en octubre pasado. El crecimiento real del primer semestre se ha quedado en un 4,4%. La Hacienda foral estimó ayer que, de mantenerse ese crecimiento más lento, los 3.940 millones de recaudación previstos para finales de año se quedarán en 3.604 millones.

Entre los gastos no presupuestados Franco aludió al incremento de los de carácter social y al billete único. Con todo, la Hacienda foral va a priorizar las partidas sociales y el fomento del transporte público.

La explicación hizo salir a la palestra con una dura respuesta conjunta al exdiputado general y actual portavoz juntero peneuvista, Markel Olano, y al exdiputado de Hacienda, Pello González, de Hamaikabat, que acusaron a Franco, y a Bildu por ende, de bisoñez al frente de la Hacienda y de "falta de rigor e información" en su análisis económico.

Ambos descalificaron en un comunicado sus interpretaciones y le sugirieron que hable más con su diputado general, Martin Garitano, para evitar ese tipo de errores. "No se escude en la bajada de la recaudación para justificar su incapacidad", le recomendaron.

Olano y González precisaron que en su primera reunión con Garitano para el traspaso de poderes le detallaron que existía un remanente de 73 millones de euros destinado a cubrir el déficit, que debería ser aprobado en las Juntas Generales, donde contaría con el apoyo del PNV. "Esta información ha sido ocultada deliberadamente", resaltaron Olano y González.

En el PNV existe indignación por la falta de interés de Bildu para reunirse con el anterior equipo y abordar la situación económica foral. "En ningún momento aceptaron reunirse con el anterior responsable de Hacienda ni con otros directores y esto demuestra una falta de lealtad en un traspaso de poderes", señaló a EL PAÍS un miembro del anterior equipo.

La guerra se puede convertir en una dificultad para la aprobación de los próximos presupuestos forales, ya que Bildu, que gobierna en minoría, necesita apoyos para sacarlos adelante.

Al agujero de las cuentas contribuye no solo la mala marcha de la recaudación tributaria. El fallo del Tribunal Supremo del pasado mayo que obliga a Álava, y por ende a las otras dos provincias y al Gobierno, a devolver al Ejecutivo central los 435 millones del caso Rover -relacionado con el IVA asociado a la exportación de vehículos-, está agravando el problema financiero de las instituciones públicas.

A Gipuzkoa loe toca devolver 44 millones, aunque es posible que este año solo deba afrontar unos 24 millones.

Rebajas en Arrigorriaga

La portavoz del PSE en Arrigorriaga, Maite Barahona, planteó ayer al alcalde, el peneuvista Asier Albizua, que se rebaje el sueldo en un 40% hasta dejarlo en unos 50.000 euros brutos anuales, descenso que quiere extender a todos los concejales. Junto a ello plantea eliminar los cargos de confianza del consistorio. Barahona estima que de esta forma se podrían ahorrar unos 150.000 euros anuales en un momento en el que el municipio sufre graves problemas de liquidez. "Es inaceptable" que se mantenga el sueldo "obsceno" del alcalde, "y también lo es que se mantengan concejales liberados y cargos de confianza", señaló.

La edil socialista sostuvo que esos elevados sueldos contribuyen a que se cierren durante unos días servicios necesarios como la biblioteca municipal o que la Policía Municipal trabaje mal equipada.

Proyectos parados

- Variante de Zarautz. Está prevista en el Segundo Plan de Carreteras del País Vasco. Se debería haber comenzado a construir en 2002 y concluido en 2004. Luego se hizo pública como fecha de finalización el año 2007, pero legislatura tras legislatura los sucesivos Gobiernos forales del PNV la fueron aparcando. La variante evitará el paso de 5.000 vehículos diarios por el centro de la localidad.

- Variante de Irún. El inicio de las obras de mejora de la variante de la N-I en Irún fue anunciado ya en 2001 para 2002, por el entonces diputado de carreteras de Gipuzkoa, Antton Jaime. Los socialistas guipuzcoanos ya criticaban entonces el trato de favor de los nacionalistas a las comarcas de Pasaialdea y Bidasoa.

- 'Bidegorris' y viales. Otros proyectos que se congelan por las estrecheces presupuestarias son bidegorris, vías en Hernani y Andoain e infraestructuras hidrológicas. Franco no precisó si se eliminan partidas para la incineradora

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de septiembre de 2011

Más información