Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los británicos con cuentas en Suiza pagarán impuestos en Reino Unido

Los residentes británicos que posean cuentas en Suiza deberán pagar impuestos a su Hacienda nacional, en virtud de un acuerdo alcanzado por el Gobierno de Londres con la banca helvética, que entrará en vigor en 2013 con el objetivo de erradicar las evasiones fiscales en Reino Unido.

El ministro de Economía británico, George Osborne, estima que ese pacto fraguado en Zúrich por los negociadores de ambas partes, y que sucede a uno similar cerrado por Suiza y Alemania hace dos semanas, reportará al Tesoro más de 5.600 millones de euros. Los términos del acuerdo, bendecido por la asociación que representa a la banca suiza, prevén que esos contribuyentes británicos afrontarán una deducción de entre el 19% y el 34% para resolver las responsabilidades fiscales pasadas, pero hasta entonces las entidades helvéticas harán un gesto de buena voluntad desembolsando por adelantado al erario británico 436 millones de euros.

Dentro de dos años, todos aquellos titulares de cuentas suizas que tengan domicilio en las islas deberán asumir una retención del 48% sobre los ingresos por inversión y un 27% sobre las ganancias patrimoniales. Esas tasas son ligeramente inferiores a las imposiciones obligadas en Reino Unido. Las autoridades británicas podrán, asimismo, requerir a Suiza información sobre los sospechosos de evasión fiscal que, según estimaciones no oficiales, detentan en el país alpino entre 52.000 y 140.000 millones de euros en activos ocultos

"Seremos tan duros con los más ricos que evaden impuestos como con aquellos que engañan al Estado para obtener subsidios sociales", subrayó Osborne, cuyo plan para eliminar un déficit presupuestario superior al 10% en los próximos cuatro años ha enrolado al Gobierno en un drástico programa de austeridad en el gasto público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 2011