Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estudiantes chilenos rechazan la reforma propuesta por el Gobierno

Miles de jóvenes y profesores reanudan las marchas de protesta en Santiago

Miles de estudiantes y profesores marcharon ayer por calles del centro de Santiago bajo una lluvia persistente, en rechazo a la tercera propuesta que ha dado el Gobierno de derecha del presidente Sebastián Piñera a su demanda de cambios de fondo al sistema educativo, que data de la dictadura del general Augusto Pinochet. Los dirigentes del movimiento estudiantil consideraron "insuficiente" y "vaga" la propuesta del ministro de Educación, Felipe Bulnes, que si bien entrega más recursos y hace algunas concesiones, preserva intacto el modelo educativo.

Bautizada como la "marcha de los paraguas" en las redes sociales, la movilización de ayer convocó a unas cien mil personas, según sus organizadores. En las ciudades más importantes del país marcharon paralelamente otras 50.000 personas. Para los estudiantes, la convocatoria era una prueba de fuerza importante, que lograron aprobar, después de que alumnos de secundaria y universitarios se reunieron esta semana con el poder legislativo y de que en la víspera de la marcha, el Gobierno presentara públicamente, a los medios y no a los estudiantes, un tercer paquete de medidas, buscando desactivar el conflicto.

El movimiento tacha de insuficiente la tercera oferta del Ejecutivo

"La gente salió a manifestarse en forma pacífica, contra viento y marea, contra la lluvia", en busca de un "cambio de paradigma en la educación", resaltó el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Giorgio Jackson. "El movimiento sigue vivo y tiene mucha fuerza", agregó.

Los estudiantes han logrado la adhesión de amplios sectores de la población hacia demandas que comparte alrededor del 80%, según las encuestas. La adhesión refleja el cansancio de la población con un modelo educativo que mantiene la desigualdad generada en la economía. "Si uno es pobre, recibe una pobre educación, si es rico recibe una excelente educación", afirmó Gerd Stahl, representante en Chile del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). El organismo fue ocupado por artistas que apoyan a los estudiantes. "Chile puede dar más a sus ciudadanos", agregó.

Las movilizaciones estudiantiles han acorralado al Gobierno de Piñera, cuya popularidad se ha hundido en las encuestas hasta un 26%, la marca más baja que ha tenido un gobernante desde la recuperación de la democracia. El Gobierno ha sido acusado de "insensibilidad" por la oposición de centroizquierda, que también naufraga en los sondeos. La mayoría aspira a cambios y no confía en los políticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de agosto de 2011