Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Servicios

El equipaje está en la pantalla

Las aplicaciones de guías y búsqueda de alojamiento triunfan en el móvil

Una pequeña pantalla. Será casi lo único que necesite meter en la maleta estas vacaciones. Uno de cada tres españoles ya posee un teléfono inteligente y, con él, acceso a cientos de aplicaciones que están sustituyendo a las tradicionales guías-ladrillo, los mapas desplegables, las traductoras electrónicas y los diccionarios veraniegos. Ahora el equipaje se lleva en el bolsillo.

En EE UU, un 60% de los dueños de un smartphone se descargan aplicaciones de viajes en su móvil. Estos programas ahorran dinero en otros frentes y son tremendamente prácticos. Los más buscados son las guías de ciudades, con mapas, itinerarios y recomendaciones de sitios a visitar. Los que no necesitan conexión a Internet (no suponen cargos de roaming, conexión en el extranjero), arrasan.

La carga de datos se hace antes del viaje para evitar pagar la conexión

Algunas aplicaciones ahuyentan mosquitos con ultrasonidos

MÁS INFORMACIÓN

mTrip es uno de ellos, con 28 ciudades, posibilidad de crear itinerarios personalizados y realidad aumentada para orientarse alrededor. Cuesta 4,99 euros en el iPhone y Android, aunque por dos euros menos Tripwolf hace casi lo mismo. Para los que echen de menos el aire a guía tradicional, Lonely Planet es la alternativa a 4,99 euros por ciudad (0,72 en Android, solo la brújula). Su propuesta es simple: textos extraídos de las guías de papel sin ningún tipo de interac-ción social. Esto sí lo permite, y gratis, Tourist Eye, creado por el español Javier Fernández. "Sirve para planificar tu viaje día a día. Cuando llegas al destino lo tienes todo en un mismo sitio: mapas, rutas o museos a visitar. Y sin roaming", explica. Unas 30.000 personas lo utilizan. Minube es otro de los programas más descargados y completos. Tira de las recomendaciones de 200.000 viajeros para crear una guía a base de opiniones de internautas. Y, para los que odian leer en la pantalla, están las audio-guías, como Play & Tour en el iPhone, con 22 ciudades desde cuatro euros cada una o Toozla, gratis en Android.

"Si ahora me quitaran el móvil para viajar, no sabría qué hacer", dice convencido Alfredo García, informático de 35 años y fan declarado de las aplicaciones de viajes. Utiliza las guías tradicionales para planificarse antes, pero luego combina Minube y Lonely Planet en el iPhone durante el trayecto. Y recomienda otras: "Tripit es fantástica para guardar todas las confirmaciones de vuelos y hoteles. SpringPad para almacenar enlaces antes y durante el viaje. Y, cómo no, hay que saber el tiempo. WeatherPro va genial por solo tres euros".

Encontrar alojamiento de última hora, geolocalizándolos, es la otra gran ventaja. TripAdvisor, Booking, Kayak, Skyscanner o Trivago son las más populares.

Otro avance: se acabó bucear en las últimas páginas de las guías en busca de frases de emergencia en el extranjero. "Ahora cuando voy a Grecia utilizo un diccionario en el móvil para salir de un apuro. Es rápido, sencillo y offline, no necesitas roaming", dice Jorge Cancela, de 27 años, que viaja por trabajo en Europa.

Si lo suyo son los viajes alternativos, en plan acampada, también hay hueco. La guía más completa es YouCamp, disponible solo en el iPhone (por 1,59 euros). En Android, AA Caravan & Camping, por 2,04 euros, es una buena opción.

Durante el viaje, los mapas de carreteras le llevarán al destino. Una vez allí ni siquiera necesitará repelente de mosquitos. En teoría, más de una docena de aplicaciones los ahuyentan por la noche emitiendo ultrasonidos. Ojo, solo en teoría. Pruebe Anti Mosquito o Sonic Repelente.

"En unos años, el 90% de la gente viajará con toda la información en el móvil", opina Cancela. "Lo malo es si lo pierdes, pero para eso estarán los servicios en la nube". Alfredo García también coincide: "Es una forma mucho más práctica de viajar y ahorras dinero. Yo ahora llamo con Skype desde el móvil siempre que estoy fuera".

Quizá la clave es que las aplicaciones cubren tanto las grandes necesidades del viajero como los pequeños detalles. Las compras de última hora en Nueva York son más sencillas con conversores de divisas, como XE Currency o Currency Converter; los planos del metro (OnDemandWorld en el iPhone, Metro 24 en Android) no se arrugan en el móvil; y uno va más tranquilo con inventos como SOS Numbers (iPhone) y Emergencia Rápida (Android), que reúnen los números de la policía, ambulancia y bomberos en cientos de países.

El equipaje nunca fue tan ligero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de agosto de 2011