Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:Búscame ahí... | EL VIAJERO HABITUAL

Balompié a ritmo de 'bossa nova'

Es invierno en Río de Janeiro. Pero en la playa de Ipanema, la que inmortalizó Vinicius de Moraes con su canto a la Garota de Ipanema, los garotos mantienen el balón suspendido en el aire el año entero. Aquí nació el futvóley, deporte inventado para burlar la prohibición de los años sesenta de jugar al fútbol sobre la arena. Y aquí, frente a la ciudad donde se celebrará la próxima Copa del Mundo (2014) y dos años después las Olimpiadas, se sigue practicando.

Ya lo dijo el autor brasileño Ruy Castro, "Río reduce todo el mundo, no importa el origen, el éxito o la clase social, a unas bermudas arrugadas". Se mezclan en igualdad los 100.000 habitantes de la cercana favela de La Rocinha, donde suena el baile funk más duro, con la bossa nova melosa de los bares del paseo, llenos de turistas. Igual que Rem Koolhaas, con su Manifiesto retroactivo para Manhattan, Río de Janeiro es una ciudad que merece reivindicarse con loca pasión. Para adelantarse a los acontecimientos deportivos, KLM tiene vuelos con escala en Ámsterdam desde 760 euros (www.klm.com).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 2011