Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de las casas acumula una caída del 22,3% desde 2007

La vivienda baja el 6,4% en julio y se hunde más en la costa mediterránea

La debacle del precio de la vivienda libre no da tregua ni en verano. Los pisos perdieron el 6,4% de su valor el pasado mes de julio respecto al mismo periodo del año anterior, según la firma de tasación Tinsa. Esa caída confirma el acelerón en la caída de los precios que arrancó a comienzos de año, tras la desaparición de las desgravaciones fiscales por la adquisición de vivienda para rentas superiores a los 24.000 euros. Con este nuevo descenso, el valor de la vivienda acumula ya una caída del 22,3% desde que los precios alcanzaran su máximo a finales de 2007.

A pesar de que las casas se devaluaron en todas las áreas analizadas por Tinsa, la bajada volvió a ser mayor en la costa mediterránea, donde los precios retrocedieron el 9,5%. En los últimos cuatro años, de acuerdo con el informe, los pisos de las zonas costeras se han abaratado una media de más del 30%, muy por encima del resto. Ello se debe sobre todo a que desde el principio de la crisis inmobiliaria la segunda residencia ha sido el activo más castigado: los inversores, nacionales y extranjeros, abandonaron enseguida ese mercado. El contexto económico, además, ha frenado en seco las compras de vivienda vacacional para uso particular.

La caída también se aceleró en las capitales de provincia y grandes ciudades españolas, donde los precios cedieron el 7,5% a pesar de que el sector sostenía a finales del año pasado que los precios ya habían tocado fondo en las grandes urbes. En las localidades de las áreas metropolitanas los pisos perdieron el 6,1% de su valor, mientras que en el resto de municipios lo hicieron el 5,4%. En las islas Canarias y Baleares los precios también siguieron bajando, pero de forma más suave, el 2,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de agosto de 2011