Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Mustafá Bakkach, fundador del primer partido islámico español

Esperaba que uno de sus afiliados fuera "en 30 años" el jefe del Gobierno

Cuando Mustafá Bakkach (Tánger, 1954) anunció oficialmente en marzo de 2010 la fundación del Partido Renacimiento y Unión de España (PRUNE) dijo que sería una formación "de inspiración islámica y centrada en representar a las minorías". A pesar de los matices que la definición buscaba, desde entonces el PRUNE se conoció como el primer partido islámico de España. El objetivo, que finalmente no se cumplió, era presentarse a las municipales del pasado 22 de mayo, y de allí saltar a la escena nacional.

"Espero que en 20 años podamos aspirar a tener alcaldías e incluso algún ministerio, y en 30, tener el honor de que uno de nuestros afiliados sea presidente del Gobierno", dijo Bakkach el día de la presentación del partido. Una esperanza que este escritor, poeta y periodista no podrá ver cumplida. Murió el pasado 30 de julio a los 47 años por un infarto. Falleció en Granada, la ciudad a la que llegó en 1991 tras dejar Marruecos y donde desarrolló su actividad. Ahí fundó varias asociaciones de corte sindical, entre ellas la asociación Futuro, para defender los derechos de los inmigrantes y facilitar la integración de los musulmanes en la sociedad española.

En 1992 fue elegido presidente de la ONG Asociación de Periodistas Hispanoárabes, y, desde 2008, era el vicepresidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERIE) y miembro de la Comisión Islámica en España.

Bakkach, que obtuvo la nacionalidad española en 2001, defendió siempre su independencia ante las especulaciones sobre su vinculación con Marruecos. Criticaba a los que tachaban su formación de "radical, promarroquí e islamista" y replicaba que, si hubiera sido así, no se le hubiera permitido registrarse. Eso sí, reivindicaba el derecho a tener un partido de "inspiración islámica", "igual que había partidos de inspiración cristiana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de agosto de 2011