Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

DiCaprio, el más cotizado de Hollywood

Es ya toda una tradición en Estados Unidos: saber quién es el que gana más en la industria del cine. La lista anual de la revista Forbes sobre los actores mejor pagados es todo un quién es quién de la industria. Pero es algo más que eso: es una confirmación de que, como en otros lugares, en Hollywood no se paga igual a las mujeres que a los hombres. El actor mejor pagado, Leonardo DiCaprio, gana 54 millones de euros al año. Las mujeres que más ganan, Angelina Jolie y Sarah Jessica Parker, no cobraron más de 21 millones en el mismo periodo.

Leonardo DiCaprio se hizo famoso en 1997 por interpretar a un polizón en Titanic. En un año, de mayo de 2010 a mayo de 2011, ha ganado 54 millones de euros. Ha sido el año de dos éxitos para él, como Shutter Island, de Martin Scorsese, e Inception, de Christopher Nolan. De hecho, DiCaprio no es ningún polizón en la industria del cine: sus aciertos a la hora de elegir papeles le han llevado a reinar entre todos los actores. Tal y como reconoce Forbes, en lugar de convertirse en un rostro sólo comercial ha sabido rodearse de los mejores directores, como el propio Scorsese, Dany Boyle o Steven Spielberg.

Por debajo de DiCaprio está otro actor de culto: Johnny Depp. En sus cuentas bancarias por el trabajo del año pasado: 35 millones de euros, sobre todo por su participación en la saga de Piratas del Caribe. Como DiCaprio, Depp se ha esforzado en trabajar con directores respetados, autores de la talla de Tim Burton. El tercero en la lista carece de esas inquietudes artísticas: es el rey de la rebeldía cómica Adam Sandler, muy popular en EE UU. Ganó 28 millones, sobre todo por un film muy popular aquí: Grown ups. Le siguen Will Smith y Tom Hanks.

Por debajo de todos ellos están las dos actrices que más ganaron el año pasado: Jolie y Sarah Jessica Parker, empatadas con 21 millones. La primera es una experta en papeles de acción (Salt, The tourist) con inquietudes artísticas, que además acaba de dirigir su propio largometraje, In the land of blood and honey, sobre la guerra de Bosnia. Sarah Jessica Parker, hasta que se demuestre lo contrario, sigue viviendo de las rentas de Sexo en Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011