El PP redobla su oferta de pacto a CiU con el compromiso de estudiar el pacto fiscal

El Partido Popular no llevará adelante la moción de censura propuesta por Convergència i Unió para echar al Gobierno pero está dispuesto a regalarles los oídos a los nacionalistas catalanes para asegurarse su apoyo tras las generales y con ánimo de edulcorar su imagen en Cataluña. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, aseguró ayer que el partido estudiará incluso la propuesta de nueva financiación autonómica que exige Convergència i Unió para negociar cualquier pacto estable.

El PP de Cataluña está trabajando ya con la hipótesis de una colaboración con Convergència i Unió más allá del apoyo que le está prestando al presidente de la Generalitat, Artur Mas. Sánchez-Camacho se erigió ayer como interlocutora ante un hipotético Gobierno del líder del PP, Mariano Rajoy, "para todo aquello que sea beneficioso para Cataluña", incluida la petición de CiU de un pacto fiscal similar al concierto económico. Eso sí, aseguró que antes de abordar este aspecto será necesario recuperar la economía española y generar crecimiento y, en especial, empleo.

En Convergència i Unió, Josep Antoni Duran i Lleida volvió a defender la posibilidad de entrar a formar parte del Gobierno si éste concede a la Generalitat la financiación deseada. Con todo, tuvo que contener su mensaje porque ya han salido en la federación nacionalista las primeras voces que alertan de que Convergència volverá a asomarse al abismo si pacta con el PP que recurrió ante el Constitucional el Estatuto catalán. En declaraciones a Rac1, Duran aseguró que tendrán que negociar con quien gane las elecciones generales, por lo que, si de las conversaciones se derivara el pacto fiscal, "la gente lo entendería". No es el caso de la fundación Catdem, vinculada a Convergència, que ayer pidió en un comunicado acabar con la imagen de Duran i Lleida como único hombre de CiU en el Congreso de los Diputados y pidió una suerte de "bicefalia".

Y mientras CiU y PP se cortejaban, los socialistas catalanes dieron ayer un paso adelante para enterrar la eterna polémica con el PSOE a propósito de la posibilidad de tener grupo parlamentario propio en el Congreso. El alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, y el de Lleida, Àngel Ros, firmaron una enmienda conjunta que debatirán las agrupaciones del PSC y que prevé que los diputados socialistas catalanes puedan desmarcarse de los del PSOE en una votación. Sería "en casos excepcionales relativos a temas de especial interés para Cataluña y su autogobierno", dice la enmienda, y siempre que no hubiera acuerdo en una comisión paritaria de seguimiento "para los temas catalanes en el Congreso" de futura creación. La enmienda pactada no fue discutida en la Ejecutiva del PSC celebrada ayer, aunque sí fue comunicada al primer secretario, José Montilla, que no optará a la reelección.

Bustos es vicepresidente del Comité Federal del PSOE y representa la línea españolista del PSC, mientras que Ros simboliza algunos de los sectores más catalanistas, que desde hace años reclaman un perfil propio. Y es que ese "seguidismo" en el Congreso de los Diputados de los socialistas catalanes en relación al PSOE ha sido empleado desde hace años por CiU y otros partidos catalanes como arma arrojadiza para acusar a los diputados del PSC de "sucursalistas" y de votar diferente en Cataluña que en Madrid.

La enmienda pactada no cerrará, sin embargo, el debate en el PSC, pues la corriente de opinión Nou Cicle anunció que seguirán reclamando grupo parlamentario propio. El texto de Bustos y Ros propone que el Grupo Socialista en el Congreso se transforme en Grupo Parlamentario Federal del PSOE, en aplicación de los estatutos del partido, y que se revise el Protocolo de Unidad Socialista de 1978 que desde entonces ha guiado la relación "fraternal y federal" de ambos partidos.

Mariano Rajoy y Artur Mas, con sus esposas, en una boda celebrada en Barcelona el sábado.
Mariano Rajoy y Artur Mas, con sus esposas, en una boda celebrada en Barcelona el sábado.KORPA KBCN

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de julio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50