_
_
_
_
_

La concejal imprudente

La edil de UPyD de Granada se disculpa tras decir que la Memoria Histórica es "remover la mierda"

La concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, Mayte Olalla, tuvo que disculparse ayer tras decir que algunas medidas sobre la Memoria Histórica servían para "remover la mierda". El comentario, en rueda de prensa en el Consistorio, fue calificado un día después por la propia edil de "desafortunado". Los otros dos partidos de la oposición (PSOE e IU) reprobaron esa afirmación y le exigieron una rectificación. Los socialistas pidieron, además, su dimisión.

La edil granadina, la única de UPyD en un Ayuntamiento de capital andaluza, contestaba a los periodistas una pregunta sobre el monolito dedicado a José Antonio Primo de Rivera que permanece en el centro de la ciudad y que el Ayuntamiento, gobernado por el PP, se niega a retirar. "Meterse ahí" es "remover la mierda", explicó la concejal en el 75 aniversario del alzamiento militar.

Pese a su disculpa, se suspendió la rueda de prensa conjunta que ayer tenían prevista los tres grupos de la oposición en el Consistorio por algunas de las medidas de austeridad que ha adoptado el equipo de gobierno. Tanto PSOE como IU decidieron exigirle una disculpa pública y eludieron, para desmarcarse, sentarse junto a ella tras las declaraciones realizadas.

Olalla reconoció que pudo herir "sensibilidades" con esas palabras que pronunció en tono "coloquial", si bien lo hizo en el Ayuntamiento en el que es concejal. Aclaró que lo que quiso decir es que medidas como por la que fue interrogada "no solucionarían ni paliarían" las injusticias que se cometieron durante la Guerra Civil al "remover heridas y dividir a la población".

Su disculpa fue considerada una "rectificación a medias" por el portavoz socialista, Francisco Cuenca, que tildó de "lamentables" las declaraciones de la edil de UPyD. "Lo que tiene que hacer es pedir perdón a todas las familias granadinas que se vieron afectadas por la Guerra Civil, por esta forma de entender la historia en la que reconoce que no es bueno mirar atrás para no remover heridas", le recriminó.

Cuenca consideró "penoso" que una concejal se exprese en esos términos y reclamó a la dirección nacional de UPyD que la destituya. Cuenca se refirió a Rosa Díez, como máxima responsable de la formación, para que pida perdón a "las personas agraviadas" en una época de la historia de España "lamentable para ambos bandos pero que quiere su revisión".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El portavoz de IU, Francisco Puentedura, le pidió que sea "más prudente". La Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica condenó las declaraciones y recordó a Olalla que entre las 4.000 víctimas fusiladas en el cementerio de Granada había miembros de la corporación de 1936.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_