Entrevista:ALICIA SÁNCHEZ-CAMACHO | Presidenta del Partido Popular de Cataluña

"El PP ha evitado que haya elecciones anticipadas en Cataluña"

El PP de Cataluña ha logrado recuperar la centralidad gracias a sus pactos con CiU para los Presupuestos de la Generalitat y la Diputación de Barcelona. Su presidenta, Alicia Sánchez-Camacho, asegura que continuará colaborando con el Gobierno de CiU, del que dice que aplica algunas de las políticas que se le reprochan al alcalde de Badalona. Puestos a comparar, cree que Pérez Rubalcaba debería dimitir aunque no esté imputado en el caso Faisán, mientras que en el asunto de Francisco Camps ha de esperarse al juicio.

Pregunta. El PP ha pasado en un año del destierro a ser presentado por el presidente de la Generalitat como el adalid de la responsabilidad. Quién se lo iba a decir...

"En el caso Camps, hay que respetar la actuación judicial hasta el final"
"Es más grave el 'caso Faisán', que debería tener una respuesta rápida"
"Sé lo que hemos pactado con CiU y se tendrán que cerrar embajadas"
"No he incumplido ninguna promesa. Las listas de espera no aumentarán"

Respuesta. Siempre estuve convencida de que el PP sería decisivo en esta legislatura. Lo dije en la campaña de las autonómicas. Somos la bisagra clara y estamos garantizando la estabilidad.

P. Ayudarán a aprobar los Presupuestos pese a no haber introducido ningún cambio de calado. Parece que lo que realmente pedían era que CiU les reconociera un papel central en Cataluña.

R. No es cierto que no haya cambios de calado. Los ha habido teniendo en cuenta que el 80% del Presupuesto estaba ya destinado o gastado. Lo importante es que limitaremos por ley el gasto de la Generalitat.

P. Pero esta ley no se hará, si se hace, hasta finales de 2012.

R. Sí, pero es muy importante que se haga. Como lo es reducir el 20% las aportaciones a las empresas públicas. Cuando el Presupuesto se liquide veremos una mejora económica de 1.200 millones que irá a la sanidad y a los servicios sociales. Tampoco podemos olvidar que se ha asumido un nuevo modelo de política exterior basado en la promoción económica.

P. El Gobierno de CiU no admite esa reducción de gasto de 1.200 millones y la reestructuración de las delegaciones en el exterior tampoco está clara.

R. Entiendo que no quieran dar a este acuerdo la importancia que tiene, que es mucha. Se reestructurarán y se fusionarán oficinas. Se tendrán que cerrar algunas embajadas.

P. El Gobierno habla de reestructurarlas no de cerrarlas.

R. Yo sé lo que hemos pactado, y se cerrarán embajadas.

P. ¿Cuántas? ¿Cuáles?

R. Eso tiene que decirlo el Gobierno, no me corresponde hacerlo a mí como oposición.

P. Usted ha incumplido su promesa de rechazar cualquier medida que provocara un aumento de las listas de espera. El presupuesto prevé que aumenten el 50%.

R. No he incumplido ninguna promesa.

P. Lo dijo en un mitin en Mataró en mayo.

P. Lo que ha posibilitado este acuerdo es que las listas de espera no perjudiquen a las personas con enfermedades más graves, que éstas tengan prioridad sobre otras menos graves. Por tanto, hemos contribuido a reducir el impacto de las listas de espera.

P. Insisto: los Presupuestos dicen que aumentarán el 50%

R. El acuerdo dice claramente que se dará prioridad a las enfermedades graves en la cartera de servicios.

P. ¿El cambio de actitud del PP respecto a CiU habría sido posible sin el pacto con ellos para obtener la alcaldía de Badalona?

R. La negociación de los Presupuestos ha tenido entidad propia al margen de los Ayuntamientos. Además, CiU ha cambiado de actitud. Empezó la legislatura diciendo que el PP no era su socio preferente y ahora ha preferido sentarse con nosotros.

P. ¿El PP seguirá en la Diputación de Barcelona las tesis de García Albiol de dar prioridad a los autóctonos en las ayudas sociales?

R. Estos criterios no solo los está aplicando el alcalde de Badalona, sino el propio Gobierno catalán. Lo ha hecho público el consejero Josep Lluís Cleries y otros con la ley ómnibus. La Diputación no da ayudas directas a las personas, sino a los Ayuntamientos.

P. Ahora el PP habla mucho de políticas sociales y poco de lengua o asuntos identitarios. ¿Han cambiado o se lo guardan para después de las generales?

R. El PP habla de sus convicciones. Hemos hablado de Presupuestos y, al mismo tiempo, hemos presentado una propuesta de bilingüismo en la escuela. Hemos demostrado que es compatible garantizar la estabilidad del país y evitar que Cataluña vaya a las elecciones anticipadas sin dejar de defender nuestros principios, y uno de los ejes fundamentales es la defensa del castellano y el modelo trilingüe en la escuela.

P. ¿Exigirá enterrar el modelo de inmersión lingüística para pactar el Presupuesto de 2012?

R. Todavía no nos hemos sentado a negociar. Lo apoyaremos si es bueno para la economía catalana y la creación de empleo.

P. O sea, que no lo van a exigir como contrapartida.

R. Lo que intento es llegar a acuerdos en los que podemos entendernos, y ahora lo que toca es superar la crisis.

P. ¿Sus compañeros de partido de Madrid entienden que colabore con un gobierno que defiende el derecho a decidir?

R. Sí, porque entienden que actuamos con responsabilidad.

P. Se lo digo porque el PP criticó mucho que el PSC se aliara con un partido independentista.

R. No es lo mismo. Nosotros no gobernamos con CiU, como sí hicieron PSC y ERC.

P. ¿El PP debería acabar entrando en el Gobierno catalán?

R. No tengo ningún interés. El modelo nacional de CiU es incompatible con el nuestro.

P. Y con Rajoy en La Moncloa, ¿cree que CiU bajará el tono?

R. Espero que CiU aparque sus propuestas nacionalistas. Confío en que el PP tenga una mayoría absoluta que nos permita abordar las reformas que necesita España. CiU debería colaborar porque serán momentos muy difíciles.

P. ¿Le gustaría ser ministra?

R. No me lo he planteado. La responsabilidad que tengo ahora me gusta mucho.

P. ¿Francisco Camps debe dimitir?

R. Hay que respetar las actuaciones judiciales hasta el final y el resultado de las urnas. Hay unos casos más graves que otros, como el caso Faisán, que deberían tener una respuesta muy rápida.

P. Aplica un doble rasero según se hable de Camps o de Rubalcaba.

R. No, lo que pido es que se actúe igual. Se habla mucho de unos casos y menos de otros. El caso Faisán tiene una importancia diferenciada porque atenta contra los principios del Estado democrático.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS