El sacerdote de Fuenlabrada deja la parroquia por la presión

El sacerdote Andrés García Torres, destituido por el Obispado de Getafe por supuestamente haber mantenido una relación homosexual con un seminarista, entregó ayer las llaves de su parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en Fuenlabrada. Un representante del obispado se presentó en la iglesia ayer después de la misa de las once de la mañana requiriéndole que las entregara, y él aceptó, según afirma su hermana, Aída García Torres, porque "era lo mejor para que la familia no siguiera sufriendo".

Los feligreses se encontraron con la noticia de que ya no tenían cura cuando llegaron a la parroquia a las ocho de la tarde, para la segunda misa del día. "Nos han echado y nos hemos puesto a rezar el rosario en la acera. Estamos indignados", aseguró Faustina Delgado. Los fieles llevan ya más de 1.500 firmas recogidas en apoyo del párroco, y su intención es entregarlas mañana en el obispado.

Más información
Manifestación frente al obispado en apoyo del cura de Fuenlabrada

El cura sigue manteniendo la condición de sacerdote, y está a la espera de conocer la decisión del obispado sobre su próximo destino.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS