Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo candidato socialista para las generales | La reacción de los rivales

Los nacionalistas catalanes reclaman una reforma del Gobierno que le dé estabilidad

Los nacionalistas catalanes consideraron ayer "lógico" que Alfredo Pérez Rubalcaba haya abandonado el Gobierno ahora que va a empeñarse en su candidatura. Pero reclamaron al presidente José Luis Rodríguez Zapatero que remodele el Ejecutivo cuanto antes, para sustituir al vicepresidente y que su marcha no ponga en peligro la estabilidad. En cambio, desde el PNV la postura oficial es de "absoluto respeto a la decisión" de Rubalcaba, porque es coherente, según fuentes del partido.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, aseguró, en unas declaraciones facilitadas por su grupo parlamentario, que "desde la lógica política" Zapatero debe remodelar su Gobierno inmediatamente. "No va sobrado de fortaleza, ante el interior y el exterior, como para dejar vacíos de poder durante muchas horas", afirmó. Duran Lleida recordó que era una decisión que estaba en la agenda política y destacó que ha sido una decisión tomada exclusivamente por el propio Rubalcaba, en la que no han señalado los tiempos ni su propio partido, el PSOE, ni tampoco la oposición.

También el presidente de la Generalitat, Artur Mas, reclamó a los socialistas, antes de conocerse la decisión de Rubalcaba, que reflexionen si tiene sentido que durante los próximos ocho meses se hable "más de elecciones que de acción de Gobierno", cuando el país "necesita ser gobernado en este momento". A lo que agregó: "Lo que necesita en este momento el conjunto de España es una cierta claridad de mensajes y coherencia".

El presidente catalán también dijo que permanecer en el Gobierno supondría que Rubalcaba fuera "más un pájaro en una jaula que un pájaro que pueda volar alto y actuar con mayor libertad".

Fuentes del PNV explicaron que la marcha de Rubalcaba es "una decisión coherente", ya que ocupar el cargo de ministro del Interior y ser candidato a la presidencia del Gobierno es "incompatible", ya que es ese ministerio el que debe organizar las elecciones generales de marzo de 2012.

"Creemos que Zapatero hará lo necesario para que no se note la marcha de Rubalcaba en el Gobierno", explicaron las mismas fuentes, que señalaron que por eso no van a apremiar al presidente para que sustituya al vicepresidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 2011