Reportaje:

"Causa estupor que el Gobierno español no intervenga"

Cinco gallegos viajan en los barcos de apoyo a los palestinos de Gaza

"Resulta notoriamente ilegal que no permitan moverse en territorio de la Unión Europea a ciudadanos europeos; esto no es una guerra". Sin disimular la indignación, habla desde el puerto griego de Kolimpary Elvira Souto, una de los cinco activistas gallegos embarcados en la Flotilla de la Libertad. La expedición marítima intenta romper el bloqueo israelí a uno de los territorios más castigados del planeta, la Franja de Gaza, y llevar al lugar apoyo material y moral.

Souto se refiere al papel del Gobierno griego, que ha inmovilizado a la expedición y por explicación ha dado, a través de los guardacostas, un lacónico "son órdenes de arriba". Pese a que los promotores de la iniciativa Rumbo a Gaza presentaron "todos los papeles para mover los barcos de un puerto a otro dentro de Grecia", la policía se lo impide. "Causa estupor", afirma la también impulsora de la campaña de boicot a los productos fabricados en Israel, "que el Gobierno español no intervenga cuando hay cincuenta de sus ciudadanos retenidos en un país de la UE". Además, recuerda, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero adquirió, en una reunión de la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, con diputados del Congreso -entre ellos la nacionalista gallega Olaia Fernández- el compromiso de velar por la flotilla. "Al margen de que Grecia está actuando como un perro servil", añade, "el problema mayor para nosotros es el de España y su silencio". Junto a Elvira Souto viajan en el buque Gernika, uno entre la docena de embarcaciones que forman Rumbo a Gaza, otros cuatro gallegos: Fernando Blanco Arce, Antón Gómez-Reino, Tone, Moncho Boán y Alejandro Ruetter.

Más información
Ocho activistas españoles de Rumbo a Gaza comienzan una huelga de hambre en Atenas
Las autoridades griegas liberan el barco 'Gernika'

Los parlamentarios del BNG en el Congreso de los Diputados, de los más activos en la demanda de atención hacia la flotilla, anunciaron ayer el envío de una carta urgente, también firmada por Izquierda Unida y Esquerra Republicana, a Jiménez en la que acusan a Grecia de "conculcar el Acuerdo de Schegen sobre la libre circulación de personas" en la Unión Europea y en la que preguntan por las medidas que está tomando al respecto el Gobierno español.

Elvira Souto explica que los activistas gallegos han contactado asimismo con el grupo del Bloque en O Hórreo para que lleven a la Cámara una inciativa de apoyo a Rumbo a Gaza. Y la Alianza Libre Europea, el grupo del Parlamento Europeo con el que colaboran los nacionalistas gallegos y que acoge a una eurodiputada bretona embarcada en la flotilla, ha hecho lo propio en Estrasburgo.

Ayer, en Santiago, hubo una concentración en respaldo de la expedición a la Franja de Gaza, donde viven un millón y medio de palestinos en un espacio de 40 kilómetros de largo y diez de ancho. Su porcentaje de paro, el 80%, es el más elevado del mundo y la pobreza extrema afecta a 300.000 personas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS