Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Impuesto del 50% sobre la paga de Navidad en Portugal

El conservador Pedro Passos Coelho, líder del Partido Social Demócrata (PSD), compareció ayer por primera vez ante el Parlamento como nuevo jefe de Gobierno de Portugal, y sorprendió en el debate sobre el programa del Ejecutivo con el anuncio de un impuesto extraordinario, equivalente al 50% de la paga de Navidad, sobre todos aquellos ingresos por encima del salario mínimo (485 euros mensuales). El primer ministro justificó la medida, que no figuraba en su programa, como "una contribución especial para el ajuste presupuestario y la consolidación de las cuentas públicas", y que permitirá recaudar unos 800 millones de euros de ingreso adicional.

El anuncio, aplaudido por el Centro Democrático Social (CDS) aliado en el Gobierno de coalición de centro-derecha, fue criticado por los partidos más radicales de izquierda, comunistas y Bloco de Esquerda, mientras que el Partido Socialista (PS), que gobernó los últimos seis años, se reservó su posición a la espera de conocer "los estudios que sustentan la propuesta". El PS está a la espera de elegir nuevo secretario general y líder del partido, después de la dimisión del anterior primer ministro, José Sócrates.

Passos Coelho anunció también que algunas de las medidas del duro programa de ajuste pactado con la Unión Europea y el FMI empezarán a ser aplicadas el tercer trimestre del año, como la reforma del sector empresarial del Estado y la privatización de algunas empresas energéticas públicas. "La situación de las cuentas públicas me obliga a pedir más esfuerzos a los portugueses", dijo el jefe de Gobierno en el primer día del debate parlamentario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 2011