Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad 'retiene' un año al director de la escuela de cine

El relevo en la dirección de la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid (ECAM) tendrá que esperar, al menos un año. En la reunión de la Junta Rectora (máximo órgano de la fundación académica) celebrada ayer, la Comunidad optó por una decisión salomónica, haciendo valer su 50% de participación en el patronato. Ante la insistencia de cambio en la dirección, con la candidatura del director Gerardo Herrero (Tornasol Films) encima de la mesa, consensuada por los demás patronos -EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de Productores), representada por su presidente, Enrique Cerezo; SGAE, con Manuel Gutiérrez Aragón; y la Academia de Cine, con Enrique González Macho- el vicepresidente de la Comunidad Ignacio González abogó por prorrogar el contrato del actual director, Fernándo Méndez-Leite un año más, con lo que sumará 17 al frente de esta institución, que timonea desde su fundación.

"Han pretendido que aguantara solo unos meses más, hasta que Gerardo Herrero terminara su película, y luego se fuera, pero Méndez-Leite se ha negado y ha dicho que o dirige la escuela todo el año en las mismas condiciones que hasta ahora o no aceptaba", aseguraba un asistente.

A partir de ahora, y "durante este año, se abre un concurso público para que todo el que quiera presente un proyecto de dirección que se votará a final del curso", explicaron varios asistentes a la reunión.

Fuentes cercanas a Gerardo Herrero aseguran que, pese a su frenética actividad como director y productor cinematográfico, él mismo se postuló para el puesto. Sin embargo, no son pocas las voces en la escuela que cuestionan su candidatura precisamente por sus múltiples ocupaciones.

Una productora ECAM

La propuesta de cambio en la dirección se produjo hace unas semanas. Fue Cerezo quien lo planteó. Algunos de los patronos manifestaron entonces que "la escuela estaba anticuada", aunque no explicaron por qué. La propuesta de cese de Méndez-Leite coincidía con su empeño de crear una productora propia de la escuela "para promover su marca", algo que, según algunos presentes en esa primera reunión, no fue visto con buenos ojos "porque lo vieron como más competencia".

El 90% de los estudiantes de la ECAM se colocan en la industria. Alumnos y profesorado valoran la educación tan práctica que ofrece. Aunque los nuevos se quejan de que hay algunos profesores "chapados a la antigua".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 2011