Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid pide más flexibilidad en los créditos para pagar a proveedores

El Gobierno desea agilizar el pago de los Ayuntamientos a sus proveedores para evitar así la quiebra de pequeñas empresas y autónomos. Así se lo transmitió el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, a los alcaldes socialistas con los que se reunió el sábado. Estos le solicitaron una línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para abonar la deuda. El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo realidad ayer este deseo (o al menos dijo que lo hará) en la primera jornada del debate del estado de la nación. Pero, en opinión del Ayuntamiento de Madrid, sus condiciones son tan rigurosas que pueden contribuir incluso a asfixiar aún más a las Administraciones locales.

Zapatero anunció una línea ICO para el pago directo de facturas pendientes a 31 de abril. El importe no podrá superar el 25% de la participación en los tributos del Estado (que constituyen la garantía), y deberá devolverse en tres años.

El concejal de Hacienda de Madrid, Juan Bravo, ve razonable la cantidad prestada. En su caso ascendería a unos 282 millones de euros, suficientes como para reducir en tres meses el retraso máximo en el pago. Sin embargo, no le ve sentido a tener que amortizar la deuda en tres años. "Muchos Ayuntamientos no podrán ni planteárselo", aduce, porque "los ingresos no van a mejorar en ese periodo" y carecerían así de capacidad para devolver el dinero. En su lugar, apuesta por un plazo de siete a 10 años, "más bien lo último".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 2011