Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agentes denunciaron una trama policial contra la juez de la 'Carioca'

Según el colectivo, el jefe reveló a los agentes que estaban los teléfonos pinchados

La Confederación Española de Policía (CEP) denunció en el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo una reunión que tuvo lugar en la comisaría de la ciudad y en la que diversos representantes policiales, supuestamente, propusieron medidas de presión contra la titular de esta sala, Pilar de Lara, que investiga la mafia de proxenetas y agentes del caso Carioca. A esta reunión acudieron portavoces de sindicatos policiales de toda la provincia y, tal y como reconoció él mismo el pasado miércoles en su declaración ante la juez, el que hasta mayo fue comisario jefe de la provincia, Maximino Losada López, ahora jubilado. Según la denuncia de la CEP, el exmando de la Policía Nacional, que está imputado por prevaricación, falsedad documental y omisión en el deber de perseguir delitos, habría intentado torpedear la instrucción de diversas maneras. Por ejemplo, advirtiéndoles a sus subordinados de que los teléfonos de la policía estaban pinchados.

MÁS INFORMACIÓN

La magistrada reservó las preguntas relativas a esta reunión en la que presuntamente se conspiró contra ella hasta el último tramo de un interrogatorio que duró más de cinco horas. Losada reconoció que en alguna de las habituales reuniones que convocan los mandos "para contentar a los sindicatos" y escuchar sus "reivindicaciones", "se trató el tema de la investigación Carioca". En ese encuentro, según el excomisario, los representantes policiales "hicieron una queja en contra del juzgado" y le pidieron su apoyo, pero él le aseguró a la juez que no se sumó. No obstante, según la denuncia de la CEP, el entonces comisario jefe advirtió a los representantes sindicales de que había que prepararse para "contrarrestar la investigación". "Agarraos los machos por lo que se nos viene encima", les alertó supuestamente Losada López, según fuentes policiales.

Tal y como recoge el atestado judicial de la declaración de esta semana, la CEP afirmó en su denuncia que Maximino Losada, después, "presionó para conseguir el apoyo de los servicios jurídicos" de este sindicato "para intentar parar lo que estaba por venir". Estos abogados de la Confederación Española de Policía tendrían, según se especifica en el resumen de la declaración del excomisario, que buscar turbiedades en la actividad de Pilar de Lara y los agentes que trabajan a sus órdenes. Deberían, por ejemplo, preguntar por posibles contraprestaciones que pudiesen obtener por declarar dentro de la Operación Carioca las mujeres que habían trabajado en los clubes investigados. Y también sobre la legalidad de los preparativos de los reconocimientos fotográficos.

En su declaración como imputado, Maximino Losada negó lo anterior y también que, en otra reunión en su despacho, Losada presionase a una agente, afiliada al único sindicato que ha denunciado, para "buscar un abogado" y "proceder contra los investigadores de la Operación Carioca". El excomisario explicó a la juez que las denuncias de la CEP se deben a una "venganza" particular del representante de este colectivo en Lugo. Este policía, aseguró el mando retirado a la juez instructora, estaría despechado por un expediente que le abrió Losada López "por abandono de servicio". Desde el sindicato se afirma que fue precisamente al revés. "Primero la CEP advirtió a Su Señoría" de que desde la policía se planeaba "calmar a la juez" y "entorpecer la investigación" y, "a continuación, empezaron a lloverles a nuestros afiliados los expedientes".

La juez también preguntó el miércoles a Losada si ordenó "arropar" a los policías detenidos cuando fueron llevados al calabozo y al juzgado, movilizando coches y personal de uniforme, y el excomisario no lo negó. "Puede ser", dijo. "Seguramente" fue "cierto", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de junio de 2011