Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un perito acusa al 'superdelegado' de Ourense de malversar fondos de la UE

El informe encargado por el juzgado de Ribadavia aboca a Rogelio Martínez a sentarse en el banquillo - El técnico lo acusa además de inflar facturas

El superdelegado de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, justificó y cobró de los fondos comunitarios del Feder por obras que no realizó, en su calidad de presidente de la asociación para el desarrollo local Ceivam durante los años en que fue alcalde de Arnoia. Un informe de un perito independiente encargado por el juzgado de Ribadavia que ha imputado al hombre de confianza de Feijóo en Ourense por falsedad documental y malversación de fondos públicos, concluye que entre 2001 y 2007 el entonces alcalde de Arnoia y presidente de Ceivam ?que ha testificado que invirtió 12.000 euros de la UE en crear una planta de biomasa en Arnoia? solo gastó en realidad en el retejado de la planta, ya existente, y en la colocación de una capa de piedra sobre la misma.

El informe precisa que, en el caso de estas obras, Martínez infló los precios y que la inversión que realizó fue de en torno a los 2.000 euros a los que podrían sumársele otros 1.000 por limpieza de la maleza. El informe pericial pone al representante de la Xunta en Ourense en una difícil situación. Los letrados de Martínez habían apelado a la prescripción del supuesto delito de falsedad en documento público ?del que le acusaba el PSOE ourensano y por el que fue condenado ya a la devolución del dinero por la Audiencia Nacional? que caduca a los cinco años, pero el informe pericial abre la puerta a un supuesto delito de malversación de fondos públicos que no prescribe hasta los 10 años. Martínez será ahora juzgado por el supuesto delito de mayor entidad ?el de malversación? que, según el letrado del PSOE, incluye el de la falsedad documental "como medio necesario para su comisión".

El informe que firma el perito confirma, punto a punto, el testimonio que los integrantes de la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) O Carballo prestaron ante el juez que instruye el caso. Los representantes de la SAT, además de aportar fotografías, declararon que fueron ellos quienes construyeron la nave por la que Martínez y su grupo de gobierno solicitaron y cobraron una ayuda de la UE. La pretendida planta de biomasa que el actual representante de la Xunta certificó como obra realizada por Ceivam fue construida "antes del 15 de marzo de 2000", sostiene el perito, que hace, además, un pormenorizado análisis de las certificaciones que, un año después, emitió el ingeniero municipal de Arnoia, Miguel Reza Paz, en las que no deja lugar a dudas de la supuesta falsedad documental. Todas ellas "figuran como obras ejecutadas en noviembre de 2001", explica el informe pericial.

El técnico judicial no solo alerta de la posible malversación, sino que detalla que, tras personarse en las instalaciones de la planta de biomasa, no encontró la maquinaria descrita en las facturas certificadas por Ceivam para la recibir la ayuda de los fondos comunitarios. Ni rastro del compactador de residuos sólidos ni del arrastrador por paletas ni del elevador hidráulico del material sólido ni de la maquinaria para trabajo en el campo. Ni siquiera había extintor manual, ni el grupo electrógeno para 60 kilovatios.El perito judicial incorpora a su informe fotografías en las que se aprecia que la nave estaba vacía. Tampoco había huellas de la docena de aparatos del equipamiento de bienestar, prevención y seguridad que el delegado de la Xunta certificó para cobrar de la UE. "En el interior de la nave no había material o resto de ningún tipo", precisa el técnico enviado por el juez.

El informe es contundente. Detalla que en las certificaciones emitidas entre el 29 y 30 de noviembre de 2001 "encargadas por Ceivam al señor Miguel Reza Paz" se muestran en las diferentes partidas "mediciones y precios que engloban varios trabajos" y que corresponden "aproximadamente al 50% del coste global de la certificación". Sin embargo, en esa partida "no aparecen trabajos como cerramiento exterior de la nace y enfoscado interior" los cuales sí "aparecen en una certificación posterior emitida por Ceivam".

El perito concluye que los "únicos trabajos" que fueron ejecutados por la asociación que presidía el delegado de Feijóo en Ourense fueron los de retejado y colocación de piedra. Las certificaciones emitidas en 2007 por Ceivam "incluyen trabajos que fueron ejecutados antes de 2001, cuando la SAT O Carballo cedió la parcela al Ayuntamiento de Arnoia". Ni siquiera el cerramiento que la asociación local certificó para cobrar de los fondos europeos era real. "Forma parte de la edificación que fue ejecutada con anterioridad a 2001". Martínez y su grupo de gobierno inflaron además las facturas, según se desprende del informe. "El precio por metro cuadrado que aparece en la certificación nos parece elevado", así como el que hicieron constar por suministro y colocación de bloque. Lo pusieron a 14,5 euros el metro cuadrado del año 2007 cuando en la actualidad está a "4,80 euros", precisa el perito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 2011