Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El arte de los lugares de paso

El Centro Dos de Mayo de Móstoles recorre la trayectoria del creador afincado en Los Ángeles Walead Beshty en la exposición 'Un diagrama de fuerzas'

Hay artistas que buscan un resultado y otros que convierten el proceso creativo en una obra de arte. Es el caso de Walead Beshty, británico de origen libanés y afincado en Los Ángeles tras haber vivido en Berlín. No es baladí apuntar la movilidad biográfica de este creador, protagonista de la última exposición inaugurada en el Centro Dos de Mayo de Móstoles (CA2M), Walead Beshty. Un diagrama de fuerzas. Viene a cuento porque su obra está construida, precisamente, a partir de lo transitorio, de lo que los comisarios de la muestra, Ferran Barenblit y Jacob Fabricius (directores del CA2M y del Malmö Konsthall, respectivamente), han denominado "los espacios intermedios" de la vida cotidiana.

"Beshty defiende el arte como un lugar de pensamiento", dice Barenblit

La obra del artista está construida a partir de lo transitorio

Beshty se formó como fotógrafo y usa la fotografía como un medio en el sentido más literal del término para conseguir sus fines. Más bien podría decirse que se vale de lo que el crítico Sergio Mah denomina "lo fotográfico", puesto que su obra no es sobre el objeto, aunque haya objetos, muy palpables y visibles, en Móstoles. Lo que importa es el viaje que los ha llevado hasta allí.

"Beshty defiende el arte como un lugar de pensamiento y reúne muchos de los temas y mitos contemporáneos, como el no dar la pieza por acabada, la idea de la obra abierta", explicaba ayer Barenblit durante la presentación de la exposición, coproducida con el centro sueco.

La fuerza generadora de la obra de Beshty está en las infinitas tierras de nadie de las que está hecha la vida cotidiana y, a veces, se manifiesta de forma completamente azarosa. "Hace unos años me enteré de que aún existía en Berlín la Embajada de Irak, en estado de abandono tras la desaparición del régimen de Sadam Husein. Yo había viajado con papel fotográfico que, al pasar los rayos X de las aduanas, se había impresionado. Igual que la Embajada estaba en una especie de espacio invisible, una tierra de nadie, el papel mostraba también su propio tránsito", explica el artista. Así nació Imágenes de viaje (2006/2008), una serie fotográfica que incorpora una idea, la del paso, que también está presente en otros trabajos de Beshty. Por ejemplo, en la serie FedEX, que no por casualidad toma el nombre de la conocida empresa de transporte. Consiste en una serie de cubos y láminas de cobre o de un material transparente que viajan de exposición en exposición fracturándose, manchándose u oxidándose, en un proceso en el que el deterioro forma parte de la propia obra. "Hay una enorme estructura entre el punto A y el punto B de cada itinerario, y esto pone de manifiesto todo el trabajo invisible que hay implícito", dice el artista.

Si en la serie American Passages (Lugares de paso americanos) Beshty usa la fotografía como medio para documentar centros comerciales en declive, la pesadilla del sueño americano, en Pictures made by my hand with the assistance of light (2005-2077) hace un guiño a uno de los maestros de la fotografía experimental, Laszlo Moholo-Nagy, al impresionar con ayuda de la luz natural papel fotográfico arrugado.

Walead Beshty. Un diagrama de fuerzas. Hasta el 2 de octubre. Centro de Arte Dos de Mayo de Móstoles. Avenida de la Constitución, 23.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de junio de 2011