Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Foro de Curas exige a Rouco más humildad en la visita papal

"Muchos jóvenes nos ven desfasados y apegados al dinero"

"Así no queremos que vengas". Este es el sentimiento de Evaristo Villar, uno de los portavoces del Foro de Curas sobre la presencia de Benedicto XVI en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), convocada en Madrid el próximo agosto. Formado por 120 sacerdotes de las parroquias más pobres de la diócesis, el Foro critica sobre todo el exhibicionismo económico de los organizadores, que incluso han creado una fundación -Madrid Vivo- para recaudar fondos, a la que pertenecen los empresarios más importantes de España. Los preside el cardenal arzobispo de la archidiócesis, Antonio María Rouco, y fueron recibidos por Benedicto XVI el invierno pasado. Una de las revistas católicas de mayor prestigio, Vida Nueva, informó de aquella entrevista con una fotografía cuyo pie decía: "La foto del Ibex".

"Muchas de esas empresas forman parte de lo que la prensa llama los mercados, o son sus propagandistas ideológicos. ¿Cuáles son los valores y la espiritualidad que están promocionando esas empresas, estos mercados?", se pregunta el Foro de Curas en un manifiesto difundido ayer. Se refiere al objetivo que el Papa se ha marcado con su presencia en Madrid: que los jóvenes "puedan vivir la experiencia del amor de Jesús por cada uno de nosotros".

En cambio, el Foro de Curas echa de menos "cauces adecuados para la pastoral juvenil". Añaden: "Muchos jóvenes nos ven desfasados, apegados a los privilegios del dinero y del poder y sin respuesta válida para sus vidas". "Como miembros de la sociedad en que vivimos y curas en la Iglesia a la que pertenecemos, nos preguntamos ¿por qué no estamos siendo capaces de motivar a los jóvenes para participar en el movimiento de Jesús?".

El Foro de Curas, una de las piezas principales del movimiento Redes Cristianas, ofrece estas respuestas, entre otras: la JMJ está más empeñada en dar a conocer la fuerza de la Iglesia católica que el mensaje del Evangelio; el coste económico del evento (unos 50 millones de euros) no se compagina con el estilo de Jesús, y para financiar la JMJ hay un pacto de la jerarquía con las fuerzas económicas y políticas que refuerza la imagen de la Iglesia católica como institución privilegiada y cercana al poder, con el escándalo que ello supone en las circunstancias actuales.

Se refiere el Foro de Curas a la facilidad con que los poderes públicos han encontrado dinero para financiar este acontecimiento, "frente a tantos recortes en recursos y en derechos sociales como se están exigiendo a los ciudadanos". "No estamos en desacuerdo con la JMJ, sino en cómo se hace, cómo se ha organizado y cómo se están financiando los fastos", denuncian Rafael Rojo y Eubilio Rodríguez, sacerdotes de Usera, la Cañada Real y Canillejas, y autores de un texto en el que detallan sus críticas, emitido con el título de Los mecenas de Rouco.

En síntesis, lo que el cardenal y los organizadores de la JMJ señalan como éxitos del acontecimiento -una iglesia triunfalista, que utiliza medios espectaculares, que confía en la fuerza de los números y las multitudes, y que muestra una figura deslumbradora del Papa y de la Iglesia- les parece al Foro de Curas "poco evangélico". Echan en falta humildad y sencillez de medios. "El Evangelio está reñido con la ostentación, la arrogancia, la riqueza y el poder", concluyen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de junio de 2011