Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps nombra un Gobierno tecnócrata y sin imputados

El presidente valenciano prescinde de pesos pesados como Gerardo Camps, Rafael Blasco y Vicente Rambla

El nuevo Gobierno de Francisco Camps, presidente de la Generalitat valenciana, constituyó ayer una auténtica sorpresa. De los 13 consejeros que tenía el anterior Consell, ha prescindido de 10, entre otros de políticos con una larga trayectoria y un importante peso político como Vicente Rambla, vicepresidente primero y responsable del área de Industria; Gerardo Camps, vicepresidente tercero y consejero de Hacienda, y Rafael Blasco, un fijo en la mayoría de los Gobiernos de la Comunidad Valenciana desde la época socialista.

Francisco Camps ha apostado por un Gobierno formado mayoritariamente por tecnócratas, de escasa entidad política y en el que no figura ningún imputado por un presunto delito de corrupción, con la única excepción de él mismo.

El jefe del Ejecutivo renueva la mayoría de su anterior Gabinete

Solamente la nueva consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, alcaldesa de La Vall d'Uixó (Castellón), tiene abierto un proceso judicial por un conflicto local que le afecta a ella y a varios de sus antecesores en el Ayuntamiento.

A la vista del nuevo Consell, parece claro que el presidente valenciano ha optado por hacer una limpieza en profundidad de su Gabinete; en un caso, como el de Vicente Rambla, por su implicación en el caso Gürtel, por el que está imputado por varios presuntos delitos relacionados con la financiación irregular del PP; en otro, por escándalos relacionados con su gestión, como el de Rafael Blasco y sus polémicas subvenciones a ONG; y en el de Gerardo Camps, por exigencias de los empresarios valencianos, que colocan en Economía e Industria a Enrique Verdeguer, hasta la fecha director de Información e Inversiones del Icex. El exvicepresidente económico se verá compensado con el cargo de senador territorial.

La figura que emerge con fuerza en este Gobierno es Paula Sánchez de León, portavoz del Ejecutivo y coordinadora de la campaña electoral del PP. Sánchez de León será la única vicepresidenta del nuevo Gabinete y será la responsable de la coordinación del mismo.

Junto con Maritina Hernández, al frente de Agricultura, y Serafín Castellano, que se mantiene en Gobernación, son los únicos tres miembros del anterior Gobierno que siguen.

La pregonada austeridad tiene un reflejo menor. Camps apenas ha reducido en tres el número de consejerías, pasando de 13 a 10. Una de las novedades del Consell es la presencia de la hasta ahora directora de la televisión autonómica, Canal 9, Lola Johnson, al frente de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte. Johnson será también la portavoz del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de junio de 2011