Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL

Las series.com invaden la televisión

Las cadenas buscan el talento de nuevos creadores en Internet

Al principio era un gran contenedor de vídeos caseros, grabados por aficionados y con pocas opciones de llegar a audiencias masivas, pero en los últimos años el ciberespacio se ha convertido en una fábrica de producciones sorprendentes, un escaparate en el que los creadores más jóvenes desarrollan su talento. Y cada vez en más ocasiones las series elaboradas con pocos recursos para la Red obtienen el privilegio de dar el salto a la televisión. "Internet nos ofrece la oportunidad de mostrar nuestra obra y llegar a un público numeroso", dice Borja de la Vega, creador de Diarios de la webcam, serie cuya primera temporada se emitió en Neox. Hace unas semanas estrenó la segunda en El Sótano, nombre del nuevo canal online de Antena 3. Centenares de jóvenes con ideas frescas y nuevas encuentran en la Red una oportunidad.

Las redes sociales han sido el caldo de cultivo de nuevas productoras

El Sótano contiene actualidad, comedia, animación y "da cabida a numerosos creadores, actores y realizadores", comenta José Manuel González, director general de Antena 3 Multimedia. "Lo más importante es que es un contenedor que emite las 24 horas", añade.

La gran ventaja de Internet sobre la televisión es que permite la interactividad. En el nuevo canal digital el espectador puede acceder a un proyecto multiplataforma construido a partir de historias reales, como es el caso de Háztelo Mirar y Desalmados, series que combinan la comedia negra con el género fantástico, y Freaklances, que narra la vida de un ilustrador freelance y su panda de amigos y enemigos. Este proyecto se presenta como "una ventana para gente que por la vía normal vería casi imposible exponer sus creaciones", dice Carlos Fernández, director de contenidos del canal.

Julio Grama, creador de Freaklances, asegura que desde que empezaron esta andadura con El Sótano ha aumentado su tráfico de visitas tanto en YouTube como en su propia página.

Los contenidos que se pueden ver en la Red proceden de pequeñas productoras o escuelas audiovisuales y son, fundamentalmente, creaciones alternativas y ficciones. Aunque algunas estén ya tan consolidadas como Diario de la Webcam o Becari@s (Telecinco). Cinco temporadas avalan el éxito de esta última. "Nuestro nuevo objetivo es convertir Becari@s en una serie convencional", subraya Chema Bautista, director de Negocios de Mediaset. Otro ejemplo de éxito online es el de Malviviendo, que aborda las historias de un grupo de jóvenes estudiantes, que se conocieron en Sevilla, grabadas por ellos mismos allá por 2009. "La idea original se me ocurrió cuando vivía una de las épocas más oscuras de mi vida. Cuando acabó el curso, en Las Palmas, en mi casa, recordé aquella idea surgida una tarde en Sevilla, junto a Antonio Velázquez, nos hizo gracia y empezamos a engordarla", cuenta David Sainz, creador, guionista, director y protagonista de la serie. Tras ocho meses de transmisión online, Malviviendo consiguió colarse en la televisión. "Fue una experiencia de la que aprendimos mucho: sobre todo a trabajar con presión. Fue lo que nos dio el impulso necesario para crear la productora Different Entertainment", explica Sainz, de la que salió Power Wonders. Junto a otras tres productoras independientes, apadrinadas por El Terrat, se encuentran inmersas en Adult swin made in Spain: "Humor surrealista, parodias de series de los noventa y antihéroes de barrio son los ingredientes del programa", que se emite en TNT (Digital + y cable), según lo describe la cadena.

Los blogs, YouTube y, en especial, las redes sociales han sido el caldo de cultivo para estas productoras, que se han ganado el entusiasmo de muchos incondicionales. Todos ellos herederos de Enjuto Mojamuto (animación creada por Joaquín Reyes), empezaron como aficionados, con poco dinero pero con mucha imaginación. Y es a través de Internet como Buenafuente los descubrió y decidió apadrinarlos. Consiguiendo dar el salto a la televisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de junio de 2011