Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SIMON DREYER | Director de la Red de Tecnologías Limpias

"El interés por el cambio climático es una montaña rusa"

"Bilbao es un claro ejemplo de cómo se puede pasar a ser una ciudad sostenible". Simon Dreyer, director de la Red Internacional de Tecnologías Limpias, muestra interés sobre el cambio de la capital vizcaína y sorbe su café mientras mira por una de las cristaleras del Palacio Euskalduna, uno de los máximos exponentes del mismo. Ayer participó en el congreso sobre tecnologías limpias organizado por la Asociación Clúster de Industrias de Medio Ambiente de Euskadi, Aclima, que se unió a comienzos de este año a la red que actualmente dirige Dreyer.

Pregunta. ¿Han interiorizado las empresas la necesidad de ser sostenibles?

Respuesta. En los últimos cinco años, la concienciación sobre la energía, el cambio climático y todo lo relacionado con el medio ambiente está cada vez más presente en las empresas. A su vez, también hemos observado que muchas compañías ven oportunidades atractivas de negocio en la economía verde. Esto ayuda sobremanera a que la sostenibilidad avance firmemente. En términos generales, diría que muchas compañías, me arriesgaría a decir que la mayoría, están comprometidas y preocupadas por los temas medioambientales. Sin embargo, no son todas, como sin ninguna duda sería deseable.

"Muchas empresas ven oportunidades de negocio en la economía 'verde"

P. ¿Sigue pensándose que ser verde es caro?

R. A menudo pienso que ser verde resulta menos caro para muchas empresas. Cuando empezamos a reflexionar sobre hacer las cosas de forma eficiente y ecológica, se ahorra en energía y también en los gastos que supone el manejo de los residuos. También se suele ahorrar gastos en la cadena de suministros, ya que no se necesitan tantos materiales. Actualmente, muchas empresas están encontrando nuevos mercados en lo verde. Estas compañías disponen de más opciones que les ayudan a desarrollar nuevos productos en el camino hacia la sostenibilidad.

P. ¿Qué sectores industriales asumen mejor la necesidad de ser sostenibles?

R. Los sectores que soportan una mayor presión pública son aquellos que antes reaccionan. Obviamente, la industria energética es consciente del cambio climático. No obstante, hay algunos sectores que, especialmente, se enfrentan a grandes retos de difícil solución. Uno de ellos es el transporte. Éste será un mercado creciente si proporciona nuevas soluciones y tecnologías verdes. El problema es que no conocemos todas las oportunidades existentes dentro de este sector para enfrentarse a los problemas medioambientales que tenemos. Aun así, aunque hay camino que recorrer, hay empresas punteras en la sostenibilidad del transporte, tanto en el público, como en el privado.

P. En algunos casos, a las compañías les resulta más económico pagar la multa por contaminación.

R. No cabe duda de que algunas empresas se aprovechan de que a veces sale más barato pagar las multas por contaminación que aplicar medidas sostenibles. Pero, si estas empresas no cambian su manera de actuar, perderán su mercado a largo plazo. Sin embargo, no creo en el sistema de multas como fundamento. Sostengo que la clave se halla en crear un marco de condiciones adecuadas. Además, el entorno político debe dar un paso adelante y decidir sobre el marco en el que se realizan los negocios. Es fundamental que todas las industrias jueguen en el mismo plano. Pese a todo, es evidente que tienen que existir duras sanciones para que los que no cumplen las normas que todos comparten sean penalizados.

P. ¿Es el cambio climático un tema asentado definitivamente?

R. El interés por el cambio climático y por los temas medioambientales es como una montaña rusa. Sube y baja constantemente. Durante un mes, se habla de ello y, al mes siguiente, queda de lado. En los últimos años, el cambio climático había estado en boga y, sin embargo, ahora solo se habla de la crisis. Pese a todo, soy optimista y debemos ser conscientes de que los temas medioambientales o de cambio climático no van a desaparecer, cada día estarán más presentes y afectarán en mayor medida a nuestro estilo de vida. Todas las empresas, estén en el punto que estén, deberían ser conscientes del futuro, de lo que viene, para subirse al tren de la economía verde.

SIMON DREYER

SIMON DREYER (Copenhague, 1974) es máster en Planeamiento Enegértico y Medioambiental. Asimismo, ha sido asesor en la Confederación Danesa de Industrias y director de sección en Københavns Amt, dedicada a la administración gubernamental. Actualmente, es director de la Red Internacional de Tecnologías Limpias y de la empresa Conpenhagen Capacity, a la que pertenece Aclima desde enero de este año

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de junio de 2011

Más información