Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Por el detalle de un regalo están a mi disposición"

El promotor Enrique Ortiz lo tenía claro: "Por regalarles [a los políticos] un detalle, los tengo a mi disposición", le dijo a su mujer. Una técnica para tener contentos a los cargos públicos que en nada difería de la que implantó Álvaro Pérez, El Bigotes, en Valencia.

La policía emitió un informe con las personas que recibieron regalos de Enrique Ortiz y su esposa, a la que le atribuye la elección de los presentes a las mujeres, la mayoría comprados antes de la Navidad de 2008 en una joyería de Alicante o unos grandes almacenes.

El regalo de mayor importe es un reloj de 20.000 euros que el informe policial atribuye al entonces alcalde del PP en Benidorm, Manuel Pérez Fenoll, y cuyo importe habrían pagado a medias Ortiz y otro promotor, Antonio Solana.

El consejero de Infraestructuras Mario Flores recibió otro reloj cuyo valor cifra Ortiz, en una conversación grabada, en unos 2.000 euros. La esposa de Flores también fue obsequiada con uno de los 13 bolsos de la marca Purificación García que repartió Ortiz. Uno de esos bolsos llegó a través de mensajería a las manos de la consejera de Turismo, Belén Juste.

La actual alcaldesa de la ciudad, Sonia Castedo, recibió una cazadora de Carolina Herrera, que ella misma ya se había comprado. Optó por cambiar el regalo de Ortiz por una gabardina, una camisa y un jersey de la misma marca.

La dádiva que recibió el exalcalde Luis Díaz Alperi fue una caja con cuatro botellas del champán francés Dom Pérignon. También fueron agasajados el resto de concejales del PP de Alicante; la alcaldesa de Villena, Celia Lledó; la hoy electa de Elche, Mercedes Alonso, o la edil de Urbanismo de Manises, María Valldecabres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de junio de 2011