Crítica:70ª FERIA DEL LIBRO DE MADRIDCrítica
i

Exuberante Balzac

Este volumen dedicado al exuberante escritor francés, autor de un proyecto literario comparable por su ambición y extensión a las Décadas de Tito Livio (quien, siendo historiador, quizá vino a ser el primer prenovelista de la Historia al introducir en su monumental obra su punto de vista personal), nos ofrece una visión singular de su literatura por medio de cuatro textos complementarios. El más extenso es el que da título al volumen y relata una historia abracadabrante acerca de un coronel de Napoleón que reaparece en vida cuando había sido dado por muerto, repartida su fortuna, vuelta a casar su esposa y llorada su muerte por el mismísimo emperador. Este muerto redivivo se convierte en un engorro al que nadie hace caso hasta que un procurador cree en él e inicia las gestiones para tratar de desmontar todo cuanto se ha montado desde su muerte. El asunto es singular y novelesco y Balzac lo apura con genialidad creando un personaje memorable a merced de un destino desgraciado a lo largo del cual, rodeado por una historia amarga y cruel, su noble y simple alma de soldado se precipita con dolorosa ingenuidad en una sociedad hipócrita e inconmoviblemente fría y egoísta. Es un relato perturbador servido con altísima calidad literaria.

El coronel Chabert, seguido de El verdugo, El elixir de larga vida y La obra maestra desconocida

Honoré de Balzac

Traducción de Mercedes López-Ballesteros

Reino de Redonda. Madrid, 2011

240 páginas. 21 euros

Tratado de la vida elegante

Honoré de Balzac

Traducción de Lluís María Todó

Impedimenta, Madrid, 2011

112 páginas. 15,95 euros

Le siguen dos piezas: El verdugo, una historia española un tanto tópica en su caracterización, pero extraordinariamente dramática en su desarrollo. Un noble español, su familia y sirvientes y la ciudad donde residen, atacan y destruyen un destacamento del ejército invasor francés y éste, en revancha, organiza una escabechina. El noble pide clemencia para su primogénito y su vida le será concedida a cambio de un precio terrible que lo convierte en un cuento de horror. La otra es una pieza de orden fantástico-filosófico centrada en la figura de Don Juan; un Don Juan maligno en tratos con el Diablo para retornar a la vida después de haber muerto. El elixir de larga vida es un texto abarrocado, tan recargado de imágenes y expresiones que podría decirse churrigueresco, que se convierte en un grito de desesperación exhalado ante la muerte por un dios terrenal.

El cuarto y último relato, La obra maestra desconocida, es mucho más conocido y es, valga la redundancia, una obra maestra en la que Balzac expone toda una teoría del arte, con una calidad narrativa que la convierte en un texto único y ejemplar. La obsesión del pintor Frenhofer por conseguir el imposible de una obra maestra absoluta ha conmovido a numerosos lectores y artistas, entre ellos a Picasso de quien, por feliz coincidencia, se expondrá en junio una serie de dibujos dedicados a esta obra en la Fundación March de Madrid.

El Tratado de la vida elegante, título que nos excusa de más explicaciones, comienza con una distribución de las personas entres clases: "El hombre que trabaja", "el hombre que piensa" y "el hombre que no hace nada", con las que se corresponden tres clases de vida: "La vida ocupada", "la vida de artista" y "la vida elegante". A partir de estos tres simples enunciados, Balzac propone mucho más que una interpretación del dandismo, propone en realidad una escala de la vida social en la que la elegancia es la cumbre estética, pero por cuya composición pasea la mirada del mayor observador de la condición humana de su tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de junio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50