Trabajo ya tiene lista la reforma de convenios por si fracasa el pacto

El ministerio no asume lo acordado en mutuas y flexibilidad y sí en caducidad - Sindicatos y CEOE se dan hoy otra oportunidad para salvar la negociación

El Gobierno ya tiene listo un plan alternativo ante el previsible descalabro de las negociaciones entre sindicatos y patronal para reformar los convenios. El texto del Ministerio de Trabajo, explican fuentes del departamento, se basa en gran medida en las conversaciones que UGT, CC OO y CEOE han mantenido en los últimos cuatro meses y que parecen destinadas al fracaso. No obstante, Trabajo no pondrá en marcha su plan alternativo hasta que las conversaciones entre los agentes sociales acaben definitivamente, y para saber eso hay que esperar al menos hasta hoy, cuando los agentes sociales tratarán de reconducir unas negociaciones que en los últimos días se han adentrado en un callejón sin salida.

Salgado insinúa que la patronal cambió tras el triunfo electoral del PP
Más información

Sindicatos y empresarios han mantenido a Trabajo al tanto de lo que han estado negociando en todo momento. El ministerio tiene incluso los documentos que ambas partes se han intercambiado Y partiendo de esta base el Ejecutivo ha elaborado un proyecto de ley en el que se recogen los avances de las conversaciones bilaterales hasta el pasado lunes, cuando la patronal presentó un documento que suponía una regresión a posiciones antiguas en la mesa de negociación.

Esto supone que, en lo referente a la renovación de convenios, el proyecto de ley fijará plazos máximos de negociación en los que el convenio antiguo estará vigente. Transcurrido ese plazo, que cada sector concretaría en los convenios superiores a la empresa, ambas partes tendrían que acudir a la mediación y arbitraje para resolver el conflicto, algo que también debería haberse acordado previamente. Si sindicatos y patronal no hubieran pactado esta fórmula, el convenio estará en vigor indefinidamente, como sucede ahora hasta que se renueva.

En flexibilidad interna, las negociaciones de sindicatos y empresarios habían avanzado para agilizarla, siempre de forma pactada. Y es esto lo que quiere recoger Trabajo. También tiene claro el departamento de Valeriano Gómez que si finalmente no hay pacto, el Ejecutivo no llevará adelante lo acordado sobre mutuas y absentismo laboral, donde las tres partes (sindicatos, patronal y Trabajo) incluso habían pactado un texto. "Forma parte de un paquete global", resumen en el ministerio, una opinión compartida por los sindicatos.

Para intentar evitar que Trabajo ponga en marcha este plan B, los líderes de UGT (Cándido Méndez), CC OO (Ignacio Fernández Toxo) y CEOE (Juan Rosell y José María Lacasa) volverán a verse hoy para intentar reconducir una situación que ha llegado a un callejón sin salida.

Tanto es así y tan difícil está el pacto en estos momentos que ayer, al término de la reunión celebrada, uno de los asistentes decía: "En estos procesos es difícil entrar, pero todavía es más difícil salir". Hablaba de que cuando una negociación parece destinada al fracaso, ninguna de las partes quiere cargar con la responsabilidad de la ruptura. Así que ayer para evitarlo, las dos partes se conjuraron para hacer un último esfuerzo que salve el pacto.

Para el encuentro de hoy, los sindicatos esperan una respuesta por escrito de la patronal al documento que Toxo y Méndez entregaron a Rosell y Lacasa en la cita de ayer, en la que, según varias fuentes presentes en el encuentro, ambas partes abordaron todos los temas que se han negociado hasta el momento. No obstante, y a pesar de la prórroga que se dieron para hoy, y que podría prolongarse algo más, del lado sindical el pesimismo es patente. En la orilla empresarial, en cambio, se apunta que Rosell anhela pactar.

La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, dijo ayer que las posiciones entre patronal y sindicatos para alcanzar un pacto para la reforma de los convenios estaban "cercanas una semana antes de las elecciones", en referencia al endurecimiento de la postura de la CEOE tras el 22-M. Por su parte, Cristóbal Montoro, coordinador de Economía del PP, consideró "muy grave" que no se sepa realmente qué se está acordando en la reforma de la negociación colectiva.

Elena Salgado, durante su intervención ayer en el Fórum Europa.
Elena Salgado, durante su intervención ayer en el Fórum Europa.BERNARDO PÉREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción