JOAQUÍN MARÍA GÓMEZ | Otra cosa : La casa del Arquitecto

"La prioridad ahora es subsistir"

Joaquín María Gómez Pérez (Madrid, 1946) encabeza Otra cosa: La casa del arquitecto, una candidatura sobre la que planea una sombra que saltó en un reciente debate público: se le achaca que detrás de su lista está el exdecano Luis del Rey, a quien el colegio puso una demanda, ganada en primera instancia, por irregularidades económicas. Él lo niega rotundamente. Defiende la "despolitización" del colegio y se muestra crítico con las cuentas del COAM.

Pregunta. ¿Cuáles son los mayores problemas que afectan a los arquitectos?

Respuesta. La mayoría hemos trabajado en el ejercicio de la libre profesión, que es lo que nos gusta, pero sin conocimientos empresariales y sin una estructura que nos permitiera sobrevivir a los malos tiempos. Cuando un arquitecto se ha metido a promotor, en un 90% ha salido mal. Nos hemos mirado mucho al ombligo abandonando otras opciones, sin pensar en otros campos como la investigación, el diseño...

Más información
Los arquitectos ante las urnas
José Antonio Granero, nuevo decano de los arquitectos
"Hay que refundar el colegio"
"Aprovechemos el cambio de ciclo"

P. ¿Qué función debe desempeñar el colegio?

R. El colegio lleva un montón de años despreocupándose del arquitecto y en manos de grupos que se lo han repartido, por eso es un lastre para los profesionales. Pero es imprescindible que exista para defender las competencias, recuperar nuestra presencia en la sociedad y pasar a ser, a través de su Fundación, una referencia cultural en Madrid.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. ¿Y qué propone desde el punto de vista económico?

R. Un convenio para regular el trabajo de los arquitectos asalariados por cuenta ajena. Y rentabilizar parte de la gran superficie que tendrá la nueva sede, ya que los visados han caído enormemente.

P. Dice que no le cuadran las cuentas del COAM. ¿Por qué?

R. Por lo que sabemos, que no es todo lo transparente que debería, la anterior candidatura [a la de Paloma Sobrini] dejó un superávit de cuatro millones de euros. Con esta se produjo un déficit de dos, total, que hay una desviación de 6,5 millones. Como no hay ingresos, hay que añadir una hipoteca de tres y creo que hay otra más aprobada por si la nueva sede se retrasa y hay que continuar en Barquillo de alquiler.

P. Vaya panorama.

R. Nuestro programa es económico y cultural, pero ahora lo prioritario es la subsistencia, la profesión está desmoronada y el colegio en una situación dramática.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS