Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

La protesta se extiende por toda Cataluña

La mecha de la indignación tardó en prender en Girona, donde hasta el jueves no hubo concentraciones. Unas 600 personas se reunieron esa tarde en la céntrica plaza del Vi. Entre gritos de "No pagaremos vuestra corrupción" y "Ya basta" los congregados decidieron continuar con la protesta. Ayer el movimiento 15-M volvió a reunir a varios cientos de personas en la plaza de Catalunya, entre ellas muchas familias con sus hijos. Por la noche, tocaba seguir acampando. Una decena de tiendas interrumpían el paso del gentío congregado en la plaza, informa Antía Castedo. El movimiento se ha extendido a poblaciones como Olot, Lloret de Mar, Figueres, Ripoll y Palafrugell.

La protesta también ha llegado a Tarragona, informa Mercè Pérez. En la plaza de la Font, frente al ayuntamiento, ayer una asamblea reunió a 200 personas y finalizó con una cacerolada. Desde el miércoles una decena de personas duermen en la plaza del Ayuntamiento. Albert de la Fuente, de 29 años, fue el primero en llegar y no piensa irse. Era jefe de departamento en una empresa hotelera, y se quedó hace un año en paro tras un accidente laboral. "A la empresa ya no le servía", dice. En su casa, viven siete personas con un solo sueldo. No sabe si votará. Cree que el sistema político no le representa. En Reus, el jueves 70 personas se reunieron en una asamblea en la plaza de Mercadal y ayer se repitió la escena.

En Lleida, la concentración de protesta reunió a medio millar de personas en la plaza de Ricard Viñes, informa Lluís Visa. Los concentrados, igual que en otras ciudades, estallaron en una sonora cacerolada a las nueve de la noche, que de forma intermitente se prolongó hasta las diez. A esa hora empezó la asamblea, en la que los congregados decidieron a mano alzada quedarse en la plaza durante toda la noche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 2011