Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCDE recomienda profesionalizar la dependencia

Cerca del 4% de la población de las 34 economías más desarrolladas del mundo es hoy mayor de 80 años y se calcula que en 2050 el porcentaje será del 10%. El envejecimiento de la población y los nuevos modelos familiares duplicarán el gasto público destinado a la dependencia, que podría triplicarse en 40 años, según el primer estudio de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) sobre este asunto, presentado ayer.

En España, según el informe, el gasto podría crecer hasta seis veces. No es de extrañar porque aún es más bajo que el del resto de países.

Para hacer frente a esta evolución, la OCDE recomienda profesionalizar el sector de la dependencia (mejores salarios, más cualificados), aumentar los flujos migratorios destinados exclusivamente a estos empleos y prestar mayor apoyo, económico y de servicios, a los familiares que cuidan a alguna persona mayor o con discapacidad. España es uno de los países donde más se da el caso de familiares que ejercen de cuidadores.

"Este aumento rápido de los costes impone a los países una optimización de los gastos de la dependencia", indicó Ángel Gurría, secretario general de la Organización durante la presentación. "En numerosos países se deben revisar las medidas para estimular la productividad y ayudar a los cuidadores familiares".

Financiación

En el caso de España se propone, incluso, una revisión del modelo de financiación de la ley, aunque no se especifica en qué línea. "Los mecanismos y medidas para repartir estos gastos deben ser rediseñados", dice. El informe advierte del riesgo de endeudamiento en un modelo como el español, donde la dependencia se financia vía impuestos.

En toda la OCDE, una de cada 10 personas mayores de 50 años se ocupa de algún familiar o amigo con discapacidad y cerca de dos tercios de estos cuidadores son mujeres. La organización recomienda un apoyo para ellos tanto económico como de servicios. La OCDE llama en particular la atención a España, donde más de la mitad las personas que se ocupan de un familiar dependiente lo hace de forma intensiva, lo cual supone el segundo mayor porcentaje de la Organización después de Corea del Sur.

La OCDE alerta también sobre la necesidad de hacer más atractivo el empleo en el sector, mejorando las condiciones de trabajo, los salarios y los niveles de calificación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2011