Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en EE UU el director del FMI por agresión sexual a una camarera

Strauss-Kahn fue arrestado en el aeropuerto cuando iba a volar a París

El director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), el dirigente socialista francés Dominique Strauss-Kahn, de 62 años, fue detenido ayer en un aeropuerto de Nueva York para responder a una denuncia presentada contra él por abusos sexuales, según confirmó la policía. El veterano político fue obligado por varios agentes a salir de un avión con destino a París minutos antes del despegue.

Strauss-Kahn se encontraba ya sentado en la cabina de primera clase de un avión de Air France cuando varios policías irrumpieron en la nave, estacionada en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, y le comunicaron que debía acompañarles para contestar a unas preguntas aunque no se le presentaron cargos específicos, según las fuentes.

El máximo dirigente del FMI, en el cargo desde 2007, había sido acusado horas antes por una camarera del hotel Sofitel, en la calle 44 del oeste de Manhattan, de haberla sometido a diversas agresiones sexuales graves en la habitación en la que Strauss-Kahn estaba alojado. Hasta las tres de la madrugada pasada (hora peninsular), no se conocían más datos del incidente, aunque los diarios sensacionalistas de Nueva York comenzaban ya a añadir diferentes detalles morbosos de lo que sin duda será un asunto de gran controversia en la carrera de uno de los principales políticos de Francia y uno de los mayores responsables de la economía mundial.

El caso está bajo investigación por la Unidad de Víctimas Especiales de la policía de Nueva York. El detenido se encontraba solo en el momento del arresto y había abandonado el hotel, muy frecuentado por la clase política francesa, con destino al aeropuerto justo después de haber cometido supuestamente los hechos denunciados por la camarera.

Strauss-Kahn ya se había visto envuelto en un escándalo de carácter sexual en 2008, cuando el FMI abrió una investigación interna sobre sus relaciones sentimentales con Piroska Nagy, directiva de uno de los departamentos de la organización. El director general, casado con la periodista de televisión Anne Sinclair, consiguió salir sin cargos de esa investigación tras pedir disculpas.

En la actualidad, Strauss-Kahn estaba ya más orientado en su futuro como político francés que en su actual cargo. Dentro de su país estaba considerado como el principal aspirante del Partido Socialista en la lucha por la presidencia en 2012. Había ya empezado una campaña de denuncia sobre el supuestamente excéntrico estilo de vida del presidente Nicolas Sarkozy. Strauss-Kahn, que había sido ministro de Finanzas en el Gobierno de Lionel Jospin, fue derrotado en 2008 por Ségolène Royal en las primarias socialistas.

Su paso al FMI fue interpretado como una oportunidad de ganar talla internacional y prestigio dentro de Francia, como jefe de una de las instituciones internacionales, con sede en Washington, que más protagonismo tiene en la economía mundial. Esa influencia habría crecido en los últimos años por la implicación del FMI en las soluciones a la crisis económica que ha afectado a varios países.

Se desconocen las consecuencias que esta detención puede tener en el futuro de Strauss-Khan, pero llega en un momento delicado para el organismo, inmerso en una reestructuración interna, y muy cerca ya de la campaña electoral francesa. Strauss-Khan tenía previsto reunirse hoy domingo con la canciller alemana, Angela Merkel, y participar en otros actos relativos a su cargo actual y sus aspiraciones futuras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 2011