Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El día perdido de Samoa

La isla cambia de hora (y de fecha) para hacer negocios

El próximo día 30 de diciembre no existirá en la isla de Samoa. A las doce de la noche del jueves 29, los habitantes de este Estado al sur del Pacífico arrancarán una página más en el calendario y se colarán directamente en el día 31.

La razón de este viaje al futuro está en los negocios. Samoa comercia con Australia y Nueva Zelanda, países cercanos a la isla, pero al otro lado del meridiano que marca el cambio de fecha. Eso los sitúa 21 horas por delante de Samoa.

"Cuando nosotros estamos en la iglesia el domingo, ellos ya están haciendo negocios en Sidney y Brisbane", ha dicho el primer ministro samoano, Tuilaepa Sailele, que ha decidido cambiar la hora y colocarse en el mismo día de la semana que sus vecinos. No es la primera vez que Samoa cambia de día. En 1892, la isla cambió de zona hacia el este y se situó en un uso horario más adecuado para comerciar con California.

La medida no ha gustado a las empresas turísticas, según el Daily Telegraph, pues estas empresas solían utilizar como reclamo que Samoa era el último lugar de la Tierra donde se ponía el Sol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 2011